La copa menstrual: viajar ligera de equipaje

La copa menstrual: viajar ligera de equipaje

 

¿Ya tienes lista la maleta para viajar este verano? ¿Este año te toca viaje mochilero? Sea cual sea tu plan, viaja ligera de equipaje con tu copa menstrual. Si ya tienes comprado el billete y reservado el alojamiento, vamos a ir preparando el equipaje. Mujer previsora vale por dos, así que lleva contigo tu copa menstrual en el kit de supervivencia para ser feliz este verano. Y no te preocupes si tienes la menstruación durante estos días de vacaciones, lo importante es disfrutar del viaje, de la gente, de la naturaleza y de tu cuerpo …

A estas alturas a nadie se le escapan los beneficios de la copa menstrual frente a los productos de usar y tirar para gestionar nuestra regla y si hablamos de viajar … todo son ventajas.

 

Motivos para viajar con tu copa menstrual

A continuación, te contamos por qué debes ponerla en tu equipaje junto a un buen libro o tu música favorita:

Es buena para tu salud: cuida y respeta tu cuerpo

Nuestra copa menstrual Naturcup cuida y respeta tu cuerpo, está fabricada en suave silicona médica 100% hipoalergénica. Es poco invasiva para el cuerpo y no irrita ni reseca. Se adapta perfectamente a las paredes vaginales recogiendo el flujo menstrual en vez de absorberlo, sin causar ningún tipo de pérdidas y respetando tu entorno vaginal. Sin embargo, otros productos desechables como las compresas pueden provocar irritación y sequedad. No te arriesgues a posibles irritaciones o molestos picores.

Ecológica, reutilizable y respeta el medio ambiente

Cada año se desechan 45 mil millones de compresas y tampones en todo el mundo. Sí, has leído bien… 45.000.000. Naturcup es reutilizable y si la cuidas puede durar hasta 10 años. Ahorrarás aproximadamente 3.500 compresas y tampones durante la vida útil de una copa menstrual. Además, no utilizamos agentes blanqueantes en su proceso de fabricación por lo que es mucho menos contaminante. No podemos cambiar las cosas pero sí reducir el impacto medioambiental para seguir disfrutando de nuestros viajes y salidas a la naturaleza.

Es económica, te ayuda a ahorrar

Con la copa menstrual tienes todo lo que necesitas para tu ciclo menstrual. Una buena razón para tu bolsillo. Tú eliges: usar unas 10.000 compresas o tampones o 3 copas menstruales en toda tu vida fértil. ¿Te imaginas cuánto puedes ahorrar para seguir viajando?

Perfecta para las más despistadas, no necesita recambios

Si eres despistada, con la copa menstrual no tendrás que estar pendiente de llevar recambios. Puedes llevarla puesta hasta doce horas, dependiendo de la cantidad de tu flujo menstrual. Tiene tres veces más de capacidad que una compresa o un tampón, así que no tendrás que interrumpir tus actividades favoritas y sigue disfrutando de lo que estés haciendo.

Es tan cómoda que no sientes que la llevas

La copa menstrual es tan cómoda que ni siquiera notarás que la llevas puesta. Así que estas vacaciones, siéntete libre y disfruta del deporte y la naturaleza sin estar pendiente de situaciones incómodas y permítete total libertad de movimientos.

Ocupa poco espacio y aguanta el trote del viaje

¿Para qué ocupar sitio en tu maleta o mochila con cajas de compresas o tampones? Tu copa menstrual es perfecta para viajar, apenas ocupa espacio y, al ser de un material flexible, aguanta el trote de cualquier viaje. Utiliza el espacio para cosas más interesantes.

Perfecta para todo tipo de viajes

Si te gusta perderse viajando y pasar meses fuera de casa, la copa menstrual es perfecta para ti. No necesitas cambiarte cada pocas horas, así que es perfecta para disfrutar de la naturaleza, hacer acampada libre, senderismo o cualquier otro deporte.

 

Kit menstrual para las más aventureras

No te preocupes si no tienes un baño cerca en los viajes cortos o si decides hacer un viaje largo y tienes que utilizarla durante varios ciclos fuera de casa. Hemos preparado un kit menstrual para que tengas todo lo necesario en situaciones de emergencia.

 

Vamos con nuestros básicos para las más aventureras:

  1. Copa: sobra decir que no olvides tu copa. Sin ella no hay kit menstrual.
  2. Bolsita de tela: si vas a estar varios meses fuera de casa conviene que utilices la bolsa de tela que te proporcionamos con la copa para una mejor conservación.
  3. Botella de agua: cuando necesitamos vaciar nuestra copa menstrual, no siempre tenemos a mano un baño o quizá sí, pero éste no tiene lavabo. Así que para aquellos casos en los que no siempre tenemos acceso a agua potable conviene llevar una botellita de agua para poder al menos enjuagarla después de vaciarla y volver a insertar nuestra copa menstrual. Si has olvidado tu botellita de agua, simplemente vacíala, usa toallitas húmedas biodegradables o papel higiénico para limpiar la copa y podrás insertarla de nuevo. En los lugares en los que no hay agua potable, las pastillas potabilizadoras también son una buena opción.
  4. Compresas de tela: lleva siempre compresas o salva slip de tela, es el complemento perfecto para la copa menstrual. Están hechas a base de tejidos naturales y evitarás irritaciones. Son cómodas, muy absorbentes y fáciles de lavar. Además, recuerda que es importante reducir, con nuestro pequeño granito de arena, el impacto sobre el medio ambiente.
  5. Gel desinfectante para las manos: es importante que cuando vacíes y vuelvas a insertar tu copa menstrual, tengas las manos bien limpias. Así que un botecito de gel desinfectante para las manos (de esos que no necesitan agua) te sacará de más de un apuro.
  6. Pastillas esterilizadoras: recuerda que es importante unos cuidados mínimos de higiene para utilizar la copa menstrual. Para desinfectarla entre regla y regla solo tendrás que cubrirla completamente de agua y dejarla hervir entre tres y cinco minutos, nunca más tiempo. Pero ¿qué pasa si no tienes posibilidad de hervir la copa porque estás, por ejemplo, disfrutando de un viaje exótico? No te preocupes, ya está todo inventado. Existen unas pastillas para esterilizar y desinfectar tu copa menstrual que puedes incluir en tu maleta o mochila para este tipo de situaciones de emergencia. Otra opción es utilizar un jabón con ph neutro.

Ahora sí, ya puedes cerrar tu maleta o mochila … ¡Buen viaje! Y recuerda… viaja ligera de equipaje con tu copa menstrual Naturcup.

 

La copa menstrual: el invento que revolucionó la higiene femenina

La copa menstrual: el invento que revolucionó la higiene femenina

La copa menstrual es un gran invento. Saludable para tu cuerpo, cuida tu entorno vaginal. Ecológica, respeta el medio ambiente y no genera residuos. Y es económica, no necesita recambios, así que no tendrás que comprar otros productos de higiene menstrual durante los próximos diez años.

No notas que la llevas, puedes dormir con ella, hacer deporte, bañarte en el mar… toda una revolución en el mundo de la higiene femenina, un auténtico descubrimiento que ha cambiado la percepción de nuestra menstruación. Ahora podemos elegir cómo vivir y sentir nuestra regla desde el cuidado y el mimo a nuestro cuerpo.

Con todas estas ventajas cualquiera diría que es un descubrimiento de antes de ayer. Pero ¿qué me dirías si te cuento que fue en 1937 cuando se patentó la primera versión comercial de la copa menstrual?

Nunca viene mal un poco de historia y sí, fue a principios del siglo pasado, cuando la actriz, cantante e inventora estadounidense Leona Chalmers patentó este nuevo artilugio, un producto en forma de copa que las mujeres debían introducirse en la vagina para recoger su flujo menstrual, fabricado en caucho y sin sujeciones externas.

“Encontré la solución a un problema que es tan viejo como Eva”, dijo Chalmers. Y vaya si la encontró. Hubo algunos intentos anteriores en goma más dura, pero no tuvieron éxito y su gran valor residía en que no absorbía el flujo menstrual, sino que lo retenía.

Y como no existen rosas sin espinas, la copa menstrual tuvo que pasar lo suyo. La escasez del caucho, así como la mentalidad de una época llena de tabúes en la que era impensable que las mujeres pudieran manipular ningún objeto en el interior de su propio cuerpo, hicieron que esta primera copa menstrual no tuviera demasiado éxito. Otras teorías apuntan a la aparición del tampón como otra de las causas del fracaso inicial de tan magnífico invento.

Perseverante en su empeño, la estadounidense inventora se dedicó a perfeccionar su técnica durante los años 50, 60 y 70 y su compañero de investigación Robert P. Oreck compró la nueva patente del dispositivo ‘Tassette’. A pesar de que la compañía llevó a cabo una intensa campaña informativa y educativa dirigida a las mujeres, la iniciativa solo duró hasta 1973.

A mediados de la década de los 80, las mujeres empiezan a tomar conciencia y quieren gestionar su higiene menstrual con productos que respeten el medio ambiente y supongan menores costes, y es en estos años cuando reaparece la copa menstrual, esta vez de látex, por lo que tenía una vida más corta y no era hipoalergénica.

Estos factores y el hecho de que muchas mujeres hayan manifestado una reacción alérgica a dicho material, hacen que lleguemos a la copa menstrual tal y como la conocemos hoy, fabricada también en otros materiales como plástico o silicona quirúrgicos e incluso en silicona médica como es el caso de la copa menstrual Naturcup.

La menstruación: pieza de museo

Muchos han sido los intentos e inventos para dar solución a la higiene menstrual a lo largo de los siglos. De hecho, según se recoge en un artículo del Museo de la Menstruación y Salud de la Mujer, en Mariland (EE.UU.), la primera patente de un elemento para la contención menstrual data del año 1867, cuando Robertson Isaac W, realizó una primera aproximación de lo que sería una bolsa de contención, que debía ser introducida en la vagina y se sostenía con una especie de cinturón.

¡Qué horror! ¿Os imagináis tener que sujetar a golpe de cinturón nuestros productos de higiene íntima? Dejemos la imaginación a un lado, porque gracias a este caballero que se adelantó a su época, ahora podemos gestionar nuestra regla de una forma saludable, y aunque su idea nunca llegó a materializarse, se considera la antecesora de lo que después se dio en llamar la copa menstrual.

Para muchos, la menstruación ha supuesto algo oscuro de lo que las mujeres debemos avergonzarnos, sin embargo para otros es una auténtica pieza de museo. El artista y filosófo estadounidense Harry Finley es el creador del único museo menstrual que existe hasta el momento. Ahora convertido en el espacio web Museo de la Menstruación, abrió sus puertas en 1995 dedicado a la colección de los diferentes inventos y artilugios que han visto la luz para hacer frente a la higiene femenina. Tirantes para sostener telas, imposibles pantalones absorbentes o ropa interior de grandes dimensiones, son algunos de los artículos que se recogen en este espacio.

Atrás quedaron esos inventos imposibles con los que las mujeres teníamos que lidiar arriesgando nuestra salud y bienestar menstrual. Y gracias a esas mujeres que piensan que es posible vivir la regla de una forma diferente, ya no tenemos que seguir imaginando.

En Naturcup hemos conseguido perfeccionar el mundo de la higiene femenina con nuestra copa menstrual. Reutilizable, tan fácil de usar como un tampón y fabricada en suave silicona médica, sin aditivos e hipoalergénica 100%.

Si ya la tienes, sabrás que la copa menstrual es un gran invento y si no … ¿a qué esperas?

 

Fuentes consultadas:

www.menstruarenvozalta.com

www.okdiario.com

www.alo.co

www.mum.org

 

Día de la Higiene Menstrual: la regla es vida

Día de la Higiene Menstrual: la regla es vida

El 28 de mayo se celebra el Día Internacional de la Higiene Menstrual. ¿Y por qué celebramos este día? Muy fácil. Sigue siendo un tema tabú en muchas partes del mundo, incluso nosotras mismas, a veces no lo vivimos de una forma natural. Es hora de dejar a un lado los tabúes, porque sin menstruación no hay vida.

La organización alemana Wash United es la impulsora de este día, que se celebra este año por quinta vez, y que tiene como objetivo la concienciación y educación a mujeres y niñas sobre la importancia de tener unos hábitos saludables durante la menstruación, destacando que este proceso natural es considerado un estigma social en muchos lugares del mundo. Además, se pretende dar a conocer el papel tan importante que tiene la higiene menstrual en la economía, la salud, la educación, el medio ambiente y los derechos humanos.

Menstruamos cinco días al mes, durante cuarenta años, es decir, tenemos más de 400 reglas. La menstruación es un proceso natural y saludable en el ciclo vital de las mujeres. La mitad de los seres humanos que habitamos el planeta la tenemos.

Sin embargo, se sigue viviendo como algo vergonzoso o avergonzante. La sociedad se empeña en invisibilizarla o si no, que alguien me explique qué tiene que ver con nuestra menstruación, ese líquido de color azul que utilizan los publicistas en sus anuncios de absorción de compresas. Este ejemplo no es más que una mera anécdota a la que nos tenemos que enfrentar las mujeres que tenemos la suerte de haber nacido en este ‘primer mundo’.

Aquí es fácil ser mujer y menstruar una vez al mes. ¿Sabías que en la India millones de mujeres y niñas utilizan cenizas o trapos cuando tienen la regla?

Solo un 12% de las mujeres de la India utiliza compresas higiénicas para su menstruación, según el estudio Sanitary Protection: Every Woman’s Health Right, de AC Nielsen. El otro 88% no las usa, en la mayoría de los casos, por falta de recursos económicos. Una auténtica barbaridad.

Si a esto le sumamos que alrededor de 200 millones de niñas indias no saben qué es la higiene menstrual, el panorama es desolador. Muchas de ellas abandonan la escuela, ya que la mitad de los centros ni siquiera tienen un baño. Y todo esto sin contar con las enfermedades que conlleva no tener una adecuada salud menstrual. ¿Aún te preguntas por qué es necesario celebrar este día?

Ina Jurga, de Wash United, explica en una entrevista a El País que, en La India, las mujeres no puedan entrar en la cocina o comer con la familia durante su menstruación porque se cree que una mujer con la regla puede agriar la comida.

Menstruar, tema tabú

En Nepal, al cobertizo de los animales

En Nepal, miles de mujeres y niñas son obligadas a abandonar sus casas durante los días de la regla y permanecer en el campo, el patio o el cobertizo de los animales. Esta práctica se conoce como el ‘chaupadi’ (aislamiento para menstruar). Creen que si ellas están cerca, el pueblo sufrirá una desgracia. A pesar de que esta práctica se prohibió en 2005, se ha seguido practicando y el año pasado fue tipificada como delito.

 En Japón, nada de cocinar Sushi

Muchos creen que la menstruación influye en la preparación de alimentos. Por ejemplo, del sushi.

En Malawi, la regla es secreta

En Malawi, los padres no hablan a sus hijos sobre la regla. Menstruar es un secreto. Las tías son las encargadas de explicar a las niñas cómo hacer compresas caseras y les explican que no deben hablar de este tema con nadie.

En Ghana, no van a la escuela

En Ghana y otros países africanos y asiáticos, la falta de baños adecuados en las escuelas y en el trabajo, junto con el elevado precio de los productos de higiene menstrual, obliga a niñas y mujeres a quedarse en casa cuando tienen la regla.

En Afganistán, nada de ducha

En muchas zonas de Afganistán se cree que lavarse la zona vaginal durante la menstruación puede ser causa de infertilidad.

En Bolivia, no mezclar las compresas con otra basura

En algunas regiones de Bolivia se tiene la creencia de que mezclar la sangre menstrual con otros residuos, puede provocar enfermedades.

Estos son solo algunos ejemplos de por qué es necesario celebrar, hablar y vivir la menstruación de una forma consciente y libre para las mujeres y niñas y responsable para los gobiernos. ¡Aún queda mucho por hacer!

Hoy y siempre es importante hablar de menstruación, de cómo nos sentimos y cómo la vivimos. En Naturcup trabajamos para ofrecerte uno de los productos más saludables, ecológicos y económicos para tu salud menstrual, nuestra copa menstrual.

 

Fuentes consultadas:

www.compromisoempresarial.com

www.actitudfem.com

www.elpais.com

Naturcup Solidaria: Comprando tu Naturcup regalas otra a las mujeres Bereberes!

Naturcup Solidaria: Comprando tu Naturcup regalas otra a las mujeres Bereberes!

Siguiendo nuestra filosofía de formación e información sobre una menstruación saludable, Naturcup colabora con la ONG Fundación Acción Geoda, para llevar la copa menstrual a las mujeres del Alto Atlas de Marruecos y queremos hacerte partícipe de este proyecto. Así  por cada copa que compres en nuestra web estarás facilitando que enviemos una copa menstrual Naturcup a través de Acción Geoda a otras mujeres para las que no es accesible.

 

La Fundación Acción Geoda es una organización no-gubernamental cuyo objetivo es impulsar el desarrollo económico y social sostenible en zonas desfavorecidas en el Valle del Tessaout (Alto Atlas de Marruecos) mediante la cooperación al desarrollo en sociedades que enfrentan situaciones de pobreza.

Centramos nuestra atención en las personas más desfavorecidas, como son las mujeres, los niños y la población bereber en general. Deseamos hacer posible el acceso a la educación, a una sanidad e infraestructuras básicas y conseguir un futuro mejor para los niños/as, sus familias y sus comunidades en general.

 

Algo de Historia

aG nace en 2009 tras un viaje realizado en 2007 por un grupo de amigos espeleólogos que al quedar sorprendidos por las extremas condiciones de la zona, deciden poner en marcha este bonito proyecto en común.

El Valle de Tessaout, en medio del Alto Atlas Marroquí, está habitado por población bereber o “amazigh” tal y como ellos prefieren ser llamados, ya que quiere decir “hombre libre”.  Viven en zonas de alta montaña en condiciones muy duras y tienen cultura e incluso idioma propio, el “tamazight” bastante diferentes al resto de la población de Marruecos. Son aldeas que hasta el 2014 carecían de electricidad, suministro de agua doméstica, servicios sanitarios básicos o educación sólida y continuada. Además, las mujeres y los niños se encuentran en situación de exclusión social. La economía de la zona es de subsistencia: pequeños huertos y rebaños de cabras y algunos nogales son las únicas fuentes de ingreso disponibles. La mayoría de los hombres de la zona tienen que emigrar a zonas costeras de producción agrícola para poder ganar dinero, dejando a las mujeres y niños solos.

 

Proyecto inicial

El proyecto de partida fue la construcción de la Casa Comunal de Ifoulou en 2010 donde se ubicó un modesto dispensario médico con lo necesario para paliar urgencias médicas y poder dar soporte a las caravanas médicas que habitualmente organizamos al valle.

Desde su fundación el área de Sanidad ha organizado bastantes caravanas médicas que han visitado el valle a las que asisten profesionales de la medicina de todo tipo: enfermeras, dentistas, oftalmólogos, matronas…

A parte de la asistencia puntual médica, se imparten además talleres de salud de todo tipo: uso de la sal yodada para combatir el bocio, cómo usar las plantas medicinas de la zona, métodos anticonceptivos, asistencia a partos en los hogares, …

 

Aunque el proyecto estrella de nuestra ONG es el del Agua y Saneamiento es decir que todas las aldeas de nuestro ámbito de actuación dispongan de agua en sus hogares  (y a día de hoy, podemos decir que casi todas cuentan o van a disponer ya de ella con lo que las condiciones de vida e higiene de la gente del valle va a mejorar considerablemente), uno de los hitos de las últimas caravanas han sido la presentación y enseñanza del uso de la copa menstrual a las mujeres de los diferentes pueblos. En estos talleres se repartió alguna copa para que las fueran conociendo y para testar la aceptación de éstas por parte de la población femenina. De esta manera, nuestro objetivo es difundir ampliamente el uso de la copa menstrual entre ellas.

En aG hemos apostado por la difusión y uso de la copa porque consideramos que es el método más saludable, higiénico, ecológico y económico para ellas. Con ella se evita tener contacto con materiales químicos y sintéticos que pueden ser más nocivos para la salud. Es importante señalar la parte ecológica puesto que están en un estado muy primitivo en el tratamiento de residuos sólidos y el uso de la copa supone no dejar ningún impacto medioambiental.

Por otra parte, el hecho de disponer ya de agua en sus hogares asegura el mínimo de higiene requerido para el uso de la copa.

Las copas menstruales o vaginales suponen una liberación para estas mujeres. Las 12 horas de protección permiten a las mujeres seguir con su vida sin tener que preocuparse de la ubicación de las letrinas, un gran reto para las mujeres del valle.

 

Puedes seguirnos en:

 

_Nuestra web www.acciongeoda.org 
_El Blog «aGrégate» https://agregateag.blogspot.com.es/
_Facebook www.facebook.com/fundacionAccionGeoda
_Twitter @AccionGeoda

Naturcup Patrocina: Monthlies, La Luna en Ti para Adolescentes

Naturcup Patrocina: Monthlies, La Luna en Ti para Adolescentes

Monthlies es la historia en el cambio de edad de las niñas que están a punto de enfrentarse a una nueva etapa de sus vidas. Junto a ellas la joven audiencia explora el colorido mundo de la mujer escondido detrás de la realidad cotidiana. Lo que comienza como una curiosidad inocente se convierte en un viaje ocurrente y emocional que explora el cuerpo femenino y un nuevo abanico de emociones.

El documental ofrece información muy útil sobre el ciclo menstrual y los cambios emocionales de los que normalmente son parte. Con humor y sensibilidad presenta la historia de la menstruación, ideas equivocadas, prejuicios y regulaciones de la “etiqueta menstrual”, que todavía persisten en nuestros días no sólo en ciertas zonas remotas del globo, sino también en nuestra moderna sociedad occidental.

https://www.monthliesmovie.com/v1/es/

Ginecóloga recomienda Naturcup

La copa menstrual Naturcup es un producto de higiene femenina que recoge tu flujo menstrual allí donde se genera, dentro de tu cuerpo. Cada 4-8 horas sacas la copa para vaciarla, limpiarla y reintroducirla. Las ventajas desde un punto de vista de salud son innegables.
Muchas mujeres prefieren las copas menstruales por su tiempo de uso prolongado y su compatibilidad con una vida activa. Las copas menstruales se pueden utilizar en el trabajo, haciendo deporte (incluyendo nadar, ir en bicicleta, correr una maratón o practicar artes marciales).
Naturcup no absorbe el flujo menstrual, sino que lo recoge. El equilibrio del pH de la vagina queda intacto y se evitan las micro rozaduras causadas cuando se reseca el entorno vaginal en presencia de un tampón. Desde un punto de vista médico, esta característica de las copas menstruales es la principal razón por la que no se ha vinculado nunca con el síndrome de shock tóxico (TSS por sus siglas en inglés), un trastorno causado por una toxina bacteriana.

doctoraAdemás, al no absorber el flujo menstrual, el equilibrio del pH de la vagina no se altera lo que posibilita el uso de la copa menstrual incluso durante los días de flujo muy débil como puede ser el primero o los últimos días del período.
Es importante resaltar que la copa menstrual NO es un método anticonceptivo ni protege de las enfermedades sexualmente transmitidas. Antes de tener relaciones sexuales es recomendable extraer la copa menstrual.
Es compatible con el DIU y el anillo anticonceptivo, pero en ambos casos es importante ser cuidadosa al retirar la copa.
Naturcup por su cuidado proceso de producción y la calidad de su silicona no se ha asociado a ningún tipo de infección (hongos, cándida, etc…) pero es importante que si has tenido alguna infección mientras usabas la copa extremes las medidas de higiene de tu Naturcup y si es necesario contactes con Naturcup S.L. o con tu ginecólogo.
Las copas menstruales de calidad superior, como Naturcup, están fabricadas exclusivamente de silicona hipoalergénica. La combinación entre un material de altísima calidad con un diseño innovador que prima la facilidad de uso convierte a Naturcup la mejor opción como producto de higiene femenina y así lo recomiendo a todas mis pacientes.

Dra. Montserrat Bernal González
Nº Colg. 25162

www.ginecologianatural.com
Doctoralia