CONSEJOS PARA UN VERANO SOSTENIBLE

Sol, mar, playa, montaña… el verano nos regala nuevas sensaciones que son un verdadero espectáculo para nuestros sentidos. Son días de vacaciones, de disfrutar de la naturaleza… pero también son días en los que no podemos bajar la guardia y hay que seguir con hábitos saludables para cuidar del planeta. Tanto si ya has disfrutado de unas merecidas vacaciones como si vas a hacerlo en breve, cada pequeño gesto cuenta para que este verano sea un poco más sostenible.  

Por eso hoy te proponemos algunos sencillos consejos para cuidar del medio ambiente también durante estos meses de más calor.

Muévete en bici

Si utilizar el transporte público es importante en cualquier época del año, imagínate en verano. Utilizar el coche es una de las principales fuentes de contaminación ambiental y acústica, sin embargo moverse en transporte público para minimizar los daños sobre el medio ambiente es una buena forma de contribuir a su cuidado también en verano. También puedes aprovechar el buen tiempo para hacer pequeños trayectos caminando o utilizar la bici como medio para moverte sin contaminar.

Ahorra energía

Si vas a salir de vacaciones, recuerda desconectar todos los electrodomésticos y aparatos que no necesiten corriente durante tu ausencia, así podrás reducir un gasto innecesario de energía. Si estás en casa y el calor aprieta puedes utilizar pequeños trucos como mantener las persianas bajadas durante las horas de más calor o utilizar toldos para conseguir mantener una temperatura adecuada dentro de casa. En caso de que sea necesario utilizar algún dispositivo para mantener una temperatura adecuada en nuestro hogar consume menos energía un ventilador que el aire acondicionado. Pero si finalmente consideras necesario utilizar el aire acondicionado hazlo de una forma responsable. Puedes disminuir su impacto empleando dispositivos que regulan la temperatura o utilizar programadores para evitar que pasen horas encendidos. Estos gestos junto a otros pequeños hábitos como aprovechar la luz solar ahora que los días son más largos nos ayudarán a ahorrar en energía.

Si estás en casa y el calor aprieta puedes utilizar pequeños trucos como mantener las persianas bajadas durante las horas de más calor o utilizar toldos.

Hidratación responsable

Ya sabemos que en verano es muy importante mantener unos valores correctos de hidratación pero no a cualquier precio. Así que si eres de las que el agua siempre te acompaña, estés en tu ciudad, en la playa o en la montaña, evita las botellas de plástico e hidrátate de forma responsable. Utiliza una botella de acero inoxidable para reducir el consumo de plástico que tanto daño acaba haciendo a nuestros mares.

Utiliza vajilla sostenible

Más del 80% de los residuos que llegan a nuestros mares son plásticos de un solo uso. El pasado mes de marzo el Parlamento Europeo aprobó prohibir los plásticos de un solo uso a partir del año 2021. Platos, vasos y cubiertos de plástico o pajitas para beber son algunos de los productos que más se utilizan en verano y que causan un mayor impacto en nuestros mares. Sin embargo existen alternativas como los platos desechables de fibras de caña de azúcar o los reutilizables de bambú que pueden ser una buena opción. También existen vasos y platos de  cartón reciclable o pajitas de acero para sustituir al plástico.

Y si te gusta llevar tu propia comida a la playa o la piscina, recuerda hacerlo en tupperware de cristal.

El pasado mes de marzo el Parlamento Europeo aprobó prohibir los plásticos de un solo uso a partir del año 2021. 

Bolsas de tela

¿Sabes que cada minuto se usan 1 millón de bolsas de plástico? Sí, has leído bien… una auténtica barbaridad de plástico que acaba en nuestros mares y océanos y que dificulta la vida de cientos de especies vegetales y animales. Utiliza bolsas de tela en tus compras del día a día y evita también el plástico cuando elijas tu bolso de playa.

Menstruación sostenible

Un pequeño gesto para disfrutar de un verano más sostenible es vivir una menstruación saludable utilizando la copa menstrual en lugar de los productos desechables convencionales. Cada año se desechan 45.000.000.000 (45 mil millones) de compresas y tampones en todo el mundo. Estos productos desechables junto a sus aplicadores y tiras adhesivas tardan más de 300 años en degradarse, así que imagina el gran impacto medioambiental que esto genera en el planeta. De hecho los aplicadores de plásticos de los tampones serán también prohibidos en Europa a partir de 2021.

Di adiós a los tampones y compresas y disfruta de una menstruación saludable para tu cuerpo y el planeta con la copa menstrual y las compresas y salvaslip lavables de algodón ecológico.

Disfruta del verano y de las vacaciones cuidando del medio ambiente.

Y recuerda todos los días del año: reduce, reutiliza y recicla para que entre tod@s podamos hacer un verano más sostenible.

Este es un artículo incluido en Naturcup.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.