EMPODERAMIENTO FEMENINO Y COPA MENSTRUAL

 

En el año 2020, podemos afirmar que las mujeres siguen en situación de desigualdad en todos los países del mundo. Esta situación es más pronunciada u obvia en lugares donde las leyes, a menudo impulsadas por la religión o conservadurismo cultural, discriminan a la mujer solo por serlo. Pero, incluso donde la legislación manifiesta dicha igualdad en derechos y en deberes, a menudo la práctica no acompaña a la teoría, y notamos deficiencias en su cumplimiento, que se relaja muchísimo si el asunto afecta a las mujeres en concreto.

Uno de esos ámbitos es el laboral. Según el informe de brecha de género global 2020 (en inglés) que publica el Foro Económico Mundial, las mujeres tardarán 257 años en tener las mismas oportunidades económicas que los hombres. Lo sentimos mucho, pero ni tú ni yo (ni nuestros hijos) llegaremos a verlo.

 

La mitad de los hombres no sabe poner una lavadora

 

Y no es que el feminismo avance tanto como se predica, ya que el mismo informe del año pasado estimaba que la brecha salarial duraría 202 años. Es decir, ha habido un retroceso en los derechos laborales de la mujer desde el año pasado.

 

 

Empoderamiento de la mujer

Cuando las mujeres tengamos acceso a los mismos recursos que los hombres, estemos incluidas plenamente en los poderes y la toma de decisiones y obtengamos el mismo reconocimiento (no necesariamente laboral, aunque también), será entonces cuando se dé la igualdad plena. El empoderamiento femenino es el proceso activo que nos llevará a superar nuestra actual situación de desventaja.

Hombre lavadora

Como verás, el término puede sonar novedoso, pero este proceso empezó hace ya algún tiempo. No hace tanto que el voto era únicamente masculino, o que una mujer necesitaba el permiso de su marido para abrir una cuenta en el banco. Y, aunque te parezca mentira, aún hoy la mitad de los hombres no sabe poner una lavadora.

Empezar por una misma

Superar las limitaciones del entorno, como hemos visto, nos llevará dos siglos y medio, pero ¿y las propias?

Lograr cambios y cumplir objetivos son los principales ingredientes para el propio empoderamiento.

Aumentar la confianza en una misma y tomar conciencia del poder individual son claves. ¿Cómo hacerlo? Cada mujer debe encontrar sus propias estrategias, pero el mejor consejo es empezar por cosas pequeñas. Ir al cine sola, practicar deporte, montar muebles, conseguir un trabajo mejor… Todo depende del punto de partida psicológico y circunstancial de cada mujer. En general, lograr cambios y cumplir objetivos son los principales ingredientes para el propio empoderamiento.

 

 

¿Qué papel juega la copa menstrual?

Durante la menstruación, la mayoría de mujeres seguimos con nuestras rutinas con normalidad, a pesar de no sentirnos necesariamente en nuestro mejor momento. En realidad, estamos fingiendo una linealidad que no existe: nosotras somos cíclicas.

Obligaciones diarias

La observación del propio ciclo menstrual nos puede dar pistas de cómo modificar nuestro día a día para adaptarlo a nuestro estado físico y mental, y así poder sacarle partido. Para ello, te recomendamos tomar notas diarias de los cambios que observes y actuar en consecuencia. Por ejemplo, retrasar la toma de decisiones importantes si tu estado anímico varía, o posponer esfuerzos físicos si es tu cuerpo el que se resiente.

 

Las mujeres somos cíclicas, no lineales

 

Suframos o no de dolores menstruales u otras molestias asociadas (cambios de humor, anemia…), la necesidad de acudir a un baño cada pocas horas o tener la duda de si nos hemos manchado la ropa, puede disminuir nuestra atención en las tareas cotidianas, además de causar incomodidad e inseguridad.

 

La menstruación es un proceso fisiológico, no patológico

Copa menstrual Naturcup

Con la copa menstrual podemos sentirnos seguras más tiempo, hasta 12 horas, y no necesitamos llevar recambios en el bolso. Además, es cómoda, no se nota y es respetuosa con tu cuerpo sin alterar el pH del entorno vaginal. Los métodos tradicionales de absorción no nos permiten tener una visión objetiva de nuestra menstruación. Sin embargo, con la copa menstrual conseguirás un mayor conocimiento de tu propio cuerpo, te darás cuenta de que probablemente no sangres tanto como creías, y verás que la sangre menstrual no despide olor. La menstruación es un proceso fisiológico, no patológico: tomar conciencia de ello y procurarnos la mayor comodidad contribuirá en nuestro propio proceso de empoderamiento personal.

 

Este es un artículo incluido en Naturcup.

4 thoughts on “EMPODERAMIENTO FEMENINO Y COPA MENSTRUAL

    • Hola Lesley,
      Escribe por favor un correo a info@naturcup.com indicando los detalles de tu proyecto, lugar, canales de venta, etc. Cuantos más datos facilites mejor, así podremos darte una información que se ajuste a tus necesidades.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.