MÉTODOS ALTERNATIVOS PARA LA GESTIÓN MENSTRUAL

 

Muchas de nosotras hemos crecido pensando que solo existen dos métodos en el mundo para gestionar la menstruación: compresas o tampones. ¡Qué equivocadas estábamos!

Seguro que recordarás el momento de tu primera menstruación. En especial, a tu madre tranquilizándote y acercándote un sobrecito de plástico con colorines: tu primera compresa. Da igual la edad que tengas: esa compresa, a día de hoy, aún sigue descomponiéndose en algún lugar.

Nuestras madres, a pesar de tener la mejor voluntad del mundo, nos han inculcado malos hábitos menstruales desde el principio. ¿Pero qué opciones tenían?

Compresas degradadas

Tu primera compresa aún sigue descomponiéndose en alguna parte

Vamos a enumerar los métodos de higiene menstrual actuales más comunes, sus ventajas e inconvenientes y, por supuesto, a evaluarlos según nuestra opinión. ¡Tú decides con cuál te quedas!

 

Compresas desechables

Las compresas convencionales cuentan con un 90% de plástico en su composición. Las más vendidas tienen un núcleo de celulosa mezclada con SAP (polímero superabsorbente) que al mojarse adopta la forma de bolitas de gel y no deja pasar la sangre, aunque se presione la compresa.

Compresas plástico

Esto, que parece algo muy bueno, en realidad no lo es tanto, ya que las partes más íntimas de la mujer están en contacto constante con un producto de plástico, no natural, dificultando la transpiración y generando un microclima de calor y humedad que puede hacer crecer bacterias y hongos, y provocar alergias e irritaciones. Además, este gel y los perfumes que suelen añadirles, son los que provocan el tan temido “olor a menstruación” que, en realidad, no existe.

  • 90% plástico
  • Dificultan transpiración
  • Malos olores
  • Tardan de 3 a 6 siglos en degradarse

Ø Suspenso flagrante

 

Tampones

Los tampones suelen estar compuestos de algodón 100%, viscosa 100% (fibra que se obtiene de la celulosa) o de una mezcla ambos.

Tampón aplicador

Aun así, está demostrado que los tampones, por sus propiedades de absorción, resultan extremadamente agresivos para el equilibrio vaginal: no solo absorben la sangre menstrual, sino también las secreciones vaginales que mantienen el equilibrio de nuestra microbiota. No conviene que nada absorba esta mucosa, ya que nos protege de microorganismos patógenos que causan infecciones. Si usas tampones y tienes infecciones frecuentes, la relación es causal.

  • Causan sequedad vaginal
  • Favorecen infecciones
  • Dejan fibras en el interior de la vagina
  • Sus aplicadores de plástico tardan de 3 a 6 siglos en degradarse

Ø Suspenso flagrante

 

Compresas y tampones ecológicos

Existen compresas que están hechas de algodón ecológico y evitan agentes blanqueantes en su composición. ¿Son mejores? Sí. ¿Son un buen método? No del todo: algunas de ellas siguen usando plástico como base (en la parte que se pega a la ropa interior) y, las que no lo hacen, también se presentan envueltas en sobres de plástico. Las que no son plásticas, siguen siendo productos desechables que generan gran cantidad de basura.

Compresas eco

Los tampones ecológicos son más saludables porque utilizan menos químicos en su fabricación, pero siguen conservando todos los aspectos negativos de sus compañeros “no eco”: causan sequedad, dejan fibras residuales y favorecen las infecciones.

⇓ Insuficiente

 

Esponjas marinas

También conocidas como esponjas vaginales, son productos naturales de uso interno que absorben el flujo menstrual. Tienen el plus de que permiten las relaciones sexuales con penetración, además de no contener dioxinas u otros químicos.

Esponjas marinas

El problema de las esponjas marinas es la higiene: deben esterilizarse antes de utilizarse de nuevo, y no todo el mundo lo sabe. Por ello, tienden a acumular bacterias que podrían llegar a ser peligrosas.

  • Son naturales
  • Permiten relaciones sexuales sin extraerlas
  • No contienen dioxinas
  • Pueden acumular bacterias

⇑ Aprobadas

 

Bragas menstruales

Realizan la función de bragas, pero cuentan con una zona mucho más absorbente en el centro que retiene la sangre menstrual sin permitir que traspase.

Bragas menstruales Cocoro

Son lavables y reutilizables, lo que reduce considerablemente el volumen de residuos que generamos. Su vida útil puede llegar a 60 lavados, es decir, unos dos años.

El inconveniente que presentan es la necesidad de cambiarlas 4 o 5 veces al día, que si estás fuera de casa puede ser un problema.

  • Reutilizables
  • Vida útil de 2 años
  • Requieren cambios frecuentes

√ Notable alto

 

Compresas de tela

La principal ventaja de las compresas de tela es que son transpirables, absorbentes y suaves al tacto, aunque si la regla es muy abundante puede ser necesario combinarlas con otras alternativas.

Compresas de tela

Están hechas de algodón orgánico, son lavables y, por tanto, reutilizables, con lo cual el volumen de residuos no reciclables se reduce considerablemente.

  • Reutilizables
  • Transpirables
  • Puede ser necesario combinarlas con otros métodos

√ Notable alto

 

Copa menstrual

La copa menstrual es un producto que se introduce en la vagina y recoge el flujo menstrual en lugar de absorberlo.

Se empezaron a fabricar durante los años 30 y, desde entonces, han ganado popularidad por su resistencia y el hecho de ser reutilizables (lo que supone un ahorro), pero también por las buenas críticas de los médicos que las consideran muy seguras, inocuas y capaces de reducir la incidencia de infecciones genitales comúnmente asociadas al uso de compresas y tampones.

Copa menstrual

Aunque hay algunas copas menstruales de termoplástico (TPE), las mejores son de silicona de grado médico. Este material no interfiere con el medio vaginal, es hipoalergénico y muy duradero.

  • Reutilizable hasta 10 años
  • Cuida el medio vaginal
  • Segura e inocua
  • Hipoalergénica
  • Económica
  • Hasta 12 horas sin cambios

√ Excelente, ¡la mejor opción!

 

Este es un artículo incluido en Naturcup.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.