ENTREVISTA| “La copa menstrual es salud para el suelo pélvico”

ENTREVISTA| Poline Jiménez: “La copa menstrual es salud para el suelo pélvico”

 

La copa menstrual nos ayuda a reconciliarnos con nuestro ciclo y a vivir nuestra menstruación en positivo. Es salud para los músculos de nuestra zona más íntima.

Hoy entrevistamos a Poline Jiménez, Fisioterapeuta de Suelo Pélvico, que nos descubre cómo estos músculos también se contracturan, que las bolas chinas y los vibradores son saludables y que cuántos más orgasmos tengamos, mayor fortaleza tendrá nuestro suelo pélvico.

No te pierdas sus recomendaciones y consejos al final de esta entrevista y el vídeo sobre sus charlas.

¿Qué es el suelo pélvico?

La palabra suelo evoca algo rígido, firme, inmóvil. A mí me gusta más hablar de fondo pélvico. El fondo pélvico hace más referencia a la zona que le da fondo a la cavidad abdominal, lo que sujeta todas nuestras vísceras. No es sólo la vagina, también el útero, la vejiga y el recto. Es una estructura músculo ligamentosa que está sosteniendo todo el peso de nuestro tronco. No es inmóvil, ni rígida sino todo lo contrario. En la mujer responde a muchos cambios, el ciclo menstrual, el nivel de excitación o si estás o no embarazada, por ejemplo. Es una estructura viva. Es verdad que está en el fondo y por eso lo llaman suelo.

¿Por qué es necesario fortalecerlo?

La evolución nunca fue perfecta y cuando pasamos de ser cuadrúpedos a la posición bípeda nos encontramos con el problema. Cuando éramos cuadrúpedos, el suelo o fondo pélvico no era un fondo sino una pared, no tenía que sostener el peso del cuerpo. Al volvernos bípedos apareció el dilema. En la mujer, al tener la capacidad de gestar bebés, la biología tiene que buscar un sistema que pueda contener al bebé, los líquidos y la placenta durante nueve meses. Tiene que sostener todo este peso y al mismo tiempo dar paso a la vida. Los hombres también tienen suelo pélvico, pero las mujeres con la gestación, los partos y la menopausia somos más propensas a que se debilite en el futuro.

¿Qué síntomas indican que tenemos debilitada esa zona?

El síntoma más frecuente es la incontinencia. Hay varios tipos: urinaria, de gases y de heces. Éstas últimas son menos habituales de forma espontánea y suelen estar más asociadas a shock post traumáticos o a múltiples partos. Sin embargo la incontinencia urinaria sí se puede dar en mujeres que no han pasado por un parto. Otro síntoma importante son los prolapsos. Es lo que comúnmente se conoce como el descuelgue de algún órgano. En este caso lo que ocurre es que la vejiga, el útero o el recto se distienden. Si no puedo retener las bolas chinas o la copa menstrual, nos está indicando que tengo una debilidad. No solo hablamos de síntomas de función, también entendemos que el suelo pélvico tiene una función sexual. Muchas mujeres sufren dolor en el coito o molestias durante la penetración y esto nos está indicando que hay algo que no está funcionando correctamente.

Fuente de la imagen: Crianza Natural

Dices que hay mujeres que acuden a ti porque no pueden retener la copa menstrual…

A mi consulta vienen mujeres a las que se les cae la copa o tienen pérdidas y muchas veces es porque tienen un poco de debilidad, pero trabajándolo normalmente se solucionan ambos problemas. El fondo pélvico es lento y tedioso. No es fácil de recuperar. Con la copa menstrual sí que me gustaría recalcar el modo en cómo la extraemos. Ya sabemos que la copa cuando la introducimos, al abrirse hace vacío, y a la hora de extraer si solo tiramos del tirador estamos de alguna manera dando de sí los músculos. Es importante que nos ayudemos con los dedos, presionar un poquito para que entre aire y hacer presión sobre el anillo superior para ir después fraccionando lentamente y facilitar así su expulsión.

“La copa te permite estar en contacto profundo con tu menstruación, algo que no hace un tampón porque lo tiras y listo”.

¿Por qué la recomiendas?

La copa menstrual tiene dos beneficios muy importantes. El primero es que respeta la flora bacteriana de la vagina. El tampón no, porque absorbe el flujo menstrual, mientras que la copa lo recoge. Y el segundo es el autoconocimiento. La copa te invita a vivir desde dentro tu menstruación y eso es un gran valor para el fondo pélvico ya que te familiariza con tu zona íntima y vives la regla con naturalidad.

Muchas mujeres no la utilizan porque todavía no han hecho las paces con su menstruación y la viven desde el tedio y el pesar. Otras ya hemos empezado a hacer las paces con nuestro ciclo menstrual. La copa te permite ver el color de la sangre que también te da información de tu proceso o la cantidad de flujo. Es un gran invento.

¿Nos cuentas tu experiencia con la copa?

Yo creo que nos han privado durante muchos años del conocimiento íntimo y nosotras podemos controlar nuestro cuerpo y nuestros procesos. A mí me ha ayudado a reconciliarme con mi ciclo menstrual. Te familiarizas con tu sangre y vives más consciente tu regla. La sangre es información, es uno de los líquidos sagrados del cuerpo, tiene células madre. Te permite estar en contacto profundo con tu menstruación, algo que no hace un tampón porque lo tiras y listo.

Muchas mujeres no utilizan la copa menstrual porque todavía no han hecho las paces con su menstruación.

Y para las mujeres que pasan por un parto, ¿cómo cambia su suelo pélvico?

Muchísimo. El suelo pélvico difícilmente vuelve a ser el mismo después de un parto. Se dilata y se distiende muchísimo y por norma general hay que darle una ayuda para que ese elástico vuelva a coger su tensión inicial. Incluso hay mujeres a las que después del parto les cuesta más trabajo alcanzar el orgasmo o sentir placer durante el coito porque la vagina está demasiada holgada. Aunque los síntomas como tal puedan aparecer a largo plazo, en el caso de las mujeres que han tenido partos es más habitual la incontinencia. A los tres meses post parto, yo recomiendo acudir a un especialista de suelo pélvico, tengas o no síntomas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Además del parto, ¿qué otros factores de riesgo existen? 

Los deportes de alto impacto como el aerobic o correr y los hiperpresivos en los que hay que hacer mucha fuerza o hacer pesas no son aconsejables, pero se pueden hacer con un buen adiestramiento para aprender a manejar las fuerzas del cuerpo. En estos casos podemos utilizar las bolas chinas mientras los practicamos para proteger. Las personas que tienen rinitis, dificultades respiratorias, bronquitis, afecciones de garganta frecuentes, o en definitiva que tosen o estornudan mucho, son más propensas a tener problemas de fondo pélvico. Esos golpes de tos y estornudos bombean muy fuerte contra esa zona y también van debilitando nuestra musculatura. Para las personas que padecen estreñimiento, a veces ir al baño es un micro parto y uno tras otro puede generar una lesión. Es recomendable saber manejar las presiones internas a la hora de defecar, no empujar en exceso para que no se dañen los tejidos. El sobrepeso tampoco es conveniente. Si tienes kilos de más, el suelo pélvico los tiene que sostener. Aguantar la orina también es algo realmente dañino. El fondo pélvico es muy sensible a los cambios hormonales, por eso con la menopausia también pueden aparecer problemas.

¿En qué grado puede afectar todo esto?

Depende del diagnóstico y del estado de la musculatura en cada caso. En el fondo pélvico hay dos conceptos importantes que hay que entender. Uno es el tono y otro es la fuerza. El tono hace referencia al estado de dureza de tu musculatura en estado de reposo, en relajación. Mientras que la fuerza hace referencia a la dureza de tus músculos cuando aprietas voluntariamente. Hay mujeres que tienen el tono débil y sin embargo la fuerza la conservan bien, o viceversa; o que tono y fuerza tienen un grado de debilidad o ambos están bien. Todas las combinaciones pueden darse. Por eso es tan importante un estudio previo para hacer una valoración y en función de ella proponer una serie de pautas o tratamientos para ayudar a fortalecer estos músculos.

Aunque los síntomas como tal puedan aparecer a largo plazo, en el caso de las mujeres que han tenido partos es más habitual la incontinencia.

¿De qué tipo de pautas o tratamientos estamos hablando?

Por ejemplo las bolas chinas trabajan el tono para prevención o mantenimiento. El procedimiento es colocarlas tres veces por semana, nunca superando la hora. En cambio si tienes un problema de fuerza se trabaja más con los Ejercicios Kegel que consisten en la contracción del suelo pélvico. También utilizamos los vibradores que trabajan el tono pero en este caso ya se utilizan como tratamiento. El vibrador tiene una doble cara. La parte positiva es que estimula toda la musculatura de forma rápida e incluso te puede llevar muy fácilmente al orgasmo pero a veces eso tiene un efecto de enganche. Los vibradores los recomiendo sobre todo si hay una disfunción, de lo contrario prefiero las bolas chinas, son más suaves. La terapia manual también es muy importante por ejemplo en los casos en los que hay problemas con las cicatrices postparto, ya sean de cesárea como de episiotomía. A veces falta flexibilidad en esos músculos.

Los orgasmos son fuente de salud para el fondo pélvico. Contraen el 100% de las fibras musculares de forma natural, las del tono y las de la fuerza, y mantienen el estado saludable del fondo pélvico. Cuantos más orgasmos, mejor… tengamos o no pareja y tengamos o no tiempo. Es bueno tener orgasmos. Yo siempre se lo digo a mis pacientes: prescrito por tu fisio.

Cuando se tiene algún tipo de daño, ¿tarda mucho en recuperarse esa zona?

Normalmente si está tocado de verdad, seis u ocho meses no te los quita nadie. Si tienes un poco de debilidad, en tres meses puedes empezar a recuperarte. Esto es como el que va al gimnasio y quiere definir su musculatura, tiene que ir un tiempo. Los tratamientos son largos, esto es una de las partes más difíciles a la que nos tenemos que enfrentar. Hay que motivar a la mujer para que no lo deje y vea que es importante. Hay que concienciar de que es salud.

¿Estos músculos también se contracturan?

Un músculo para que esté sano tiene que tener varias cualidades: fuerza, es la capacidad de apretar; resistencia, se trata de cuánto tiempo puede mantener esa tensión muscular;  fatigabilidad, cuántas veces seguidas puede hacer esa misma contracción llegando al mismo resultado sin fatigarse; y la flexibilidad. Hay que velar por estos cuatro conceptos. Quieres que tus músculos sean fuertes pero también que sean flexibles porque si no se genera una rigidez y a veces esa rigidez es la que después produce dolor. Estamos hablando de unos músculos que también se contracturan, lo que pasa es que las contracturas de los músculos del suelo pélvico no duelen.

¿A qué edad debemos empezar a preocuparnos por nuestro fondo pélvico?

A mi hija de siete años ya le voy poniendo el espejo y le voy mostrando que ahí existe una zona que tiene nombre. Es algo progresivo. Yo recomendaría que ya en la adolescencia y en la juventud las mujeres se fueran acercando a preguntar sus dudas y a familiarizarse con esa zona. Es salud.

Los orgasmos son fuente de salud para el fondo pélvico.

Os dejamos algunos hábitos o trucos para cuidar nuestros músculos vaginales:

  1. Utilizar un banquito siempre que vayas al baño: tengas o no estreñimiento, esto te permitirá tener las rodillas más altas que las caderas.
  2. Hacer Ejercicios Kegel: como mantenimiento unas tres veces por semana. Nunca sobrepasando los cinco minutos de ejercicios porque los músculos del fondo pélvico son muy pequeños y se cansan con mucha facilidad. Si te pasas te puedes contracturar, así que interesa hacerlos en pequeñas dosis. Unas tres veces por semana durante cinco minutos. En la próxima entrada de nuestro blog ampliaremos más información sobre este tipo de ejercicios.
  3. Puedes utilizar las bolas chinas: siempre y cuando no se te caigan o notes molestia. Puedes utilizarlas por ejemplo mientras limpias la casa para favorecer el tono pélvico. Nunca más de una hora seguida. Empieza a utilizarlas progresivamente. El primer día cinco o diez minutos y vas aumentando hasta llegar a la hora. Si practicas deportes de impacto o hiperpresivos conviene que las uses durante esa actividad para proteger el tono.
  4. Cuando sientas un estornudo o tos: ten el reflejo de contraer los músculos de tu vagina mientras metes el abdomen hacia dentro para frenar la fuerza que propicia el estornudo o la tos.
  5. No te aguantes cuando tengas ganas de hacer pis: es algo realmente dañino y no lo sabemos. En este sentido, las mujeres tenemos un patrón de aguante que lo que hace es debilitar los músculos por sobreesfuerzo y cansancio. Debemos ir al baño cada tres horas. Lo ideal es tener seis micciones al día, bebiendo litro y medio o dos de agua que es lo aconsejable. Tampoco es bueno ir cada 20 minutos, eso también nos puede estar indicando que existe una disfunción.
  6. Evita el sobrepeso: una alimentación sana y equilibrada y un peso correcto también previenen problemas de incontinencia en un futuro. Si tienes kilos de más, el suelo pélvico los tiene que sostener.
  7. Poline Jiménez recomienda a sus pacientes tener orgasmos: así que ya sabes… ten muchos orgasmos, son fuente de salud para el fondo pélvico. Contraen el 100% de las fibras musculares, las del tono y las de la fuerza de forma natural y mantienen un estado saludable de nuestra musculatura. Cuantos más orgasmos tengamos o no pareja y tengamos o no tiempo, mejor para nuestro fondo pélvico.

 

Alimentos para combatir la retención de líquidos durante tu menstruación

Alimentos para combatir la retención de líquidos durante tu menstruación

 

Uno de los principales síntomas que experimentamos dentro del Síndrome Premenstrual es la retención de líquidos. Dolor de cabeza, calambres, pesadez en las piernas… y durante los días previos a la regla además compruebas que tu abdomen se hincha y le regalas algún kilito de más a la báscula… ¿te suena? Si es así, no te preocupes: eres parte de ese 70% de mujeres que, según los expertos, se ven afectadas por este tipo de molestias en los días previos.

¿Por qué nos ocurre todo esto? Bien, la respuesta podría estar en nuestras hormonas. Ese baile hormonal que nos eleva y nos deja caer cada mes desde lo más alto en una continua montaña rusa de emociones. O explicado más científicamente, durante las semanas que preceden a la regla se produce un desequilibrio entre los estrógenos y la progesterona. Los estrógenos se incrementan en relación a la progesterona y al parecer esta variación en las hormonas está estrechamente relacionada con la retención de líquidos. Pero no desesperes, si bien aún no se ha podido determinar una sola causa, sus efectos desaparecen al terminar la menstruación.

La media de kilos que cogemos a causa de esta retención de líquidos suele ser de 1,5 kilos, sin embargo algunas mujeres pueden llegar a incrementar en 2 o 3 kilos su peso habitual.

Este efecto del desequilibrio de nuestras hormonas puede llegar a ser muy molesto, sobre todo cuando se da junto a otros síntomas del Síndrome Premenstrual como los calambres o malestar general. En ocasiones esos kilos de más también contribuyen a cambios emocionales o cierta irritabilidad. La subida de peso durante la menstruación por retención de líquidos suele ser más frecuente en las mujeres después de los 30 años, es decir cuando nuestros niveles normales de hormonas comienzan a bajar.

La media de kilos que cogemos a causa de esta retención de líquidos suele ser de 1,5 kilos.

Haz una dieta sana

Quizá no exista una fórmula mágica para acabar con la retención de líquidos que padecemos antes y durante la regla. Pero si eres de las que sientes esta hinchazón y notas que no te entran los vaqueros, una dieta sana y equilibrada es primordial para prevenir y aliviar estos síntomas y reducir la acumulación excesiva de agua en nuestro cuerpo.

La combinación de vitaminas y minerales puede ayudarnos en este sentido y los especialistas apuntan a la vitamina B6, el potasio y el magnesio para ayudarnos a reducir agua.

Pasamos a detallar algunos de esos alimentos que nos ayudan a prevenir y combatir la temida retención de líquidos durante nuestro ciclo menstrual:

  • Frutas, verduras y hortalizas: es importante que bases tu alimentación en la ingesta de frutas, verduras y hortalizas. Son alimentos ricos en agua y electrólitos. Por ejemplo, la sandía, la piña y los espárragos pueden ayudarnos a combatir la retención de líquidos.
  • Legumbres e hidratos de carbono complejos como pasta y arroz integral, así como cereales integrales.
  • Alimentos con altos índices de potasio ya que nos ayudan a mantener el equilibrio para estar hidratadas y contrarrestar los niveles de sodio, de los que hablaremos más adelante.
  • Agrega fibra a tu alimentación para ayudar a reducir los niveles de estrógeno.
  • El consumo de alimentos ricos en vitamina B6 ayuda a estabilizar los niveles hormonales. Cereales de grano integral, vegetales verdes, carnes rojas sin grasa, productos lácteos, huevos, pollo y pescado son importantes en nuestra dieta. El calcio lo encontrarás principalmente en los productos lácteos y las almendras. Las verduras de hoja verde y las semillas de calabaza y de sésamo te proporcionan magnesio. Existen suplementos vitamínicos de calcio, magnesio o potasio para evitar la retención de líquidos y reforzar tu dieta. Ayudan a reducir los efectos que provoca la hinchazón, pero te recomendamos que lo consultes con un especialista.
  • También puedes ayudarte con algún diurético natural. Toma algún té o infusión a base de hierbas con propiedades diuréticas. Existe una gran variedad y son una gran ayuda durante estos días para expulsar líquido. Desde el té verde o la cola de caballo que con sus propiedades desintoxicantes ayudan a eliminar los líquidos retenidos en el cuerpo, pasando por la ortiga, el diente de león o el jengibre. Otras opciones que pueden ayudarnos son: la infusión de abedul, de arenaria o de hinojo y manzanilla.

Una dieta sana y equilibrada es primordial para prevenir y aliviar estos síntomas.

Alimentos que debes evitar

  • Cuidado con la sal: contribuye a retener líquidos y a la hinchazón durante los días de la regla. Una alimentación alta en sodio incrementa notablemente la retención de agua durante tu menstruación. Muchos de los alimentos procesados que compramos como las conservas, los embutidos, los platos precocinados o las sopas de sobre ya la contienen, por lo que deberás reducirla no sólo a la hora de preparar tus comidas sino también en los alimentos procesados. Si sufres de retención de líquidos, los expertos recomiendan que disminuyas el consumo de sal a 1.500 miligramos al día. Así que si quieres reducir tu problema de retención de líquidos ten una dieta baja en sodio reduciendo la sal en las comidas, puedes sustituirla por aderezos a base de hierbas aromáticas, vinagre, limón, ajo o cebolla. Dale un toque diferente a tus platos con nuevos ingredientes y experimenta nuevos sabores.
  • Reduce la ingesta de azúcar: el azúcar también contribuye a retener agua. Al igual que la sal, el azúcar está presente ya en muchos de los alimentos que tomamos como conservante o  edulcorante. Los de mayor contenido en azúcares son los hidratos de carbono de absorción rápida como dulces y bollería.
  • No te pases con los carbohidratos: durante el ciclo menstrual, al disminuir el nivel de insulina, nuestro cuerpo nos pide más carbohidratos. Si nosotros le ofrecemos una cantidad mayor de la que realmente necesitamos ganaremos peso. Por ello es tan importante seguir una dieta rica en frutas y verduras.
  • El alcohol te hinchará más: sólo hará que la hinchazón vaya en aumento. Así que si quieres evitar retener más líquidos durante tu menstruación es mejor que no ingieras este tipo de bebidas.
  • Recomiendan un bajo consumo de carne roja y grasas saturadas.

Puedes sustituir la sal por aderezos a base de hierbas aromáticas, vinagre, limón, ajo o cebolla.

Otros consejos: hidrátate y haz ejercicio

Además de la dieta, existen otros factores que contribuyen a reducir la retención de líquidos durante la regla. Mantenernos hidratadas y estar en forma nos ayudan a mitigar los efectos del exceso de agua.

1. Hidrátate: el agua es fuente de vida y aunque suene a paradoja, es importante que no olvides beber mucha agua para prevenir que tu cuerpo retenga líquidos. ¿Cómo? ¿Que para expulsar el líquido que retengo debo beber más agua? ¡Así es! Tus riñones eliminarán el exceso de sodio que puede estimular esta retención. Aunque pueda sonarte raro, cuánto más agua tomes, más expulsarás de tu cuerpo y ayudará a reducir la hinchazón del síndrome premenstrual.

Conviene beber de forma constante durante todo el día alrededor de 2 litros. También puedes tomar caldos, zumos de fruta e infusiones. Y algunos expertos recomiendan además moderar el consumo de bebidas con cafeína.

2. Haz ejercicio: realizar algún tipo de actividad física de forma regular también puede ayudarnos a disminuir los síntomas del Síndrome Premenstrual. Recomiendan especialmente deportes en los que ejercitamos las piernas. Caminar y montar en bicicleta son movimientos que favorecen el trabajo de nuestros riñones.

Aunque lo último que te apetezca sea hacer deporte o moverte cuando tienes la regla es conveniente que no te quedes sentada o inactiva. La actividad y el ejercicio ayudan a combatir la hinchazón del Síndrome de Periodo Menstrual. Puedes bailar, nadar, pasear… tampoco es necesario machacarse en el gimnasio. Basta con que camines a paso ligero durante 30 minutos al día. Además, la sudoración nos ayuda a liberar el exceso de líquido.

3. Piernas en alto: las zonas en las que normalmente tendemos a retener más líquidos son las piernas y los pies. Es conveniente que si te ocurre esto, las pongas en alto durante una hora. Evita ponerte ropa ajusta o tacones muy altos.

 

 

 

 

Copa menstrual y deporte: el equipo perfecto

Copa menstrual y deporte: el equipo perfecto

Hoy te descubrimos las ventajas y beneficios de la copa menstrual para hacer deporte durante tu menstruación. El deporte y la actividad física son primordiales no solo para mejorar tu aspecto físico sino también para lograr una sensación de bienestar y equilibrio que te convierten en una mujer más optimista, más vital y más flexible.

Cuando practicamos cualquier tipo de actividad física nos sentimos más activas y somos más felices. Pero ¿qué pasa cuando tenemos la menstruación? No todos los productos de higiene íntima nos permiten libertad de movimientos y comodidad cuando realizamos algún deporte.

Practicar natación con una compresa no es nada higiénico, por no hablar de la indiscreta cuerdecita de los tampones que a veces asoma por el bañador. O esas interminables sesiones de spinning que se convierten en un calvario al sentir el tampón en las paredes de tu vagina.

Todas tenemos mil y una historias que contar, unas más bochornosas, otras menos incómodas y más graciosas… pero una cosa es clara, las compresas y los tampones no nos lo ponen nada fácil a la hora de hacer deporte.

Ventajas y beneficios de la copa menstrual

Así que hoy nos gustaría descubrirte todos los beneficios y ventajas que tiene nuestra copa menstrual Naturcup y cómo puede ayudarte a seguir practicando esa actividad o deporte que tanto te gusta, sea de la intensidad que sea, y cómo se convertirá en tu mejor aliada:

Higiénica y saludable: fabricada en suave silicona médica 100% hipoalergénica, poco invasiva y no irrita, ni reseca, respetando y mimando tu cuerpo ya que no contiene materiales sintéticos ni agentes blanqueadores. Olvídate de productos que irritan y provocan sequedad vaginal y siéntete cómoda en el gimnasio, la piscina o la montaña.

Libertad de movimientos: la copa menstrual se adapta perfectamente a las paredes vaginales recogiendo el flujo menstrual en vez de absorberlo. Te permite libertad total de movimientos, así que podrás usarla tanto para salir a correr, como para tus circuitos en el gimnasio e incluso para hacer escalada. Te sentirás libre para realizar cualquier tipo de actividad física.

Olvídate de las pérdidas: con la copa menstrual evitarás tener que cambiarte en la mitad de un entrenamiento. Naturcup puede contener hasta 28 g de líquido. El volumen medio de una menstruación es 3 veces su capacidad. Debe vaciarse 2 ó 3 veces al día, dependiendo de tu flujo y puede dejarse hasta 12 horas, por lo que puedes usarla durante la noche. Tú misma irás comprobando el intervalo de tiempo que es más adecuado para tu cuerpo y las ventajas de combinar copa menstrual y deporte.

Ni se ve ni se nota: puede ser que la notes inmediatamente después de habértela puesto y/o las primeras veces que la uses. Una vez que te habitúes es tan cómoda que te olvidarás que la llevas puesta y si lo tuyo es la natación, olvídate de situaciones incómodas o cuerdecitas que asoman por tu bañador o biquini.

Tirador de fácil extracción: para facilitar su extracción, Naturcup incorpora una “bolita” al final del tirador que además dispone de unas anillas para evitar que resbale. Es sólido para que no se rompa con el uso y no acumule suciedad. No es necesario medirlo ni cortarlo.

No necesita recambios: con la copa menstrual puedes despreocuparte, no necesitas llevar recambios. Tiene tres veces más de capacidad que una compresa o un tampón, así que no tendrás que interrumpir tu actividad.

La copa menstrual te ayudará a sentirte cómoda y segura tanto si practicas alguna actividad física que requiera de gran esfuerzo como deportes de riesgo ya que se adapta totalmente a tu cuerpo y no se mueve, o si te gusta la danza o el ballet y debes equiparte con ajustados leotardos o mallas.

Las compresas y los tampones no nos lo ponen nada fácil a la hora de hacer deporte.

Cuando la regla te deja fuera de juego

No todos los días tenemos la misma energía para hacer deporte y todo dependerá del momento del ciclo en el que te encuentres. Hay días en los que la regla te deja fuera de juego y esto se debe a que durante los días del ciclo (que varía entre 21 y 35 días), la producción hormonal experimenta muchos cambios y esto influye en tu estado de ánimo y en tu rendimiento deportivo.

Practiques el deporte que practiques, es conveniente que no seas demasiado exigente contigo misma y que adaptes tus sesiones o entrenamientos a los cambios hormonales que sufrimos en cada una de las fases del ciclo menstrual.

No se trata de que te obsesiones, solo tienes que escuchar a tu cuerpo, hacerle caso y no frustrarte si no logras el objetivo deseado, no siempre el cuerpo acompaña a tu mente, ni a tus ganas y a veces es complicado resolver el binomio menstruación y deporte.

Hay mujeres que completan un Triathlón o un Ironman teniendo la regla o en el caso de las deportistas profesionales, su trabajo depende de su rendimiento físico tengan o no la menstruación, pero que tu ciclo influye en tu actividad deportiva es una realidad con pocas excepciones.

Aquí van unas pequeñas indicaciones de cómo aprovechar tus entrenamientos según en la fase en la que te encuentres:

  1. Al finalizar la regla: cuando finaliza nuestra regla, nuestro cuerpo comienza a liberar estrógenos y sentimos que aumenta nuestra fuerza de resistencia y motivación. Por lo que es una buena fase para realizar ejercicios de alta intensidad o realizar series si lo que te gusta es correr, nadar o pedalear en la bici.
  2. Hacia la mitad del ciclo: descienden los niveles de estrógenos y aumentan los de progesterona y tu cuerpo tiende a acumular líquidos. En esta etapa los ejercicios cardiovasculares son recomendables. También puedes trabajar fuerza y resistencia con repeticiones pero sin cargar demasiado.
  3. Durante la menstruación: es posible que tengas una mayor sensación de cansancio y desmotivación, por lo que debes disminuir la intensidad.

Tú misma irás comprobando las ventajas de combinar copa menstrual y deporte.

Hay mujeres a las que hacer deporte les ayuda a disminuir las molestias durante la menstruación y otras en cambio que se sienten aún peor. En este último caso, puedes optar por actividades más ligeras, que te ayuden a relajarte como yoga o pilates. Lo importante es que te sientas feliz practicando deporte con tu copa menstrual.

Las cuatro fases del ciclo menstrual: cómo te sientes

Las cuatro fases del ciclo menstrual:

cómo te sientes

 

El ciclo menstrual, que comienza el primer día de regla y termina el día anterior a la llegada de la siguiente, tiene una relación causa-efecto con las emociones que sentimos según en la etapa en la que nos encontremos. Si la Biología entiende que el sangrado menstrual se inicia con la primera menstruación o menarquía y suele prolongarse hasta los 50 años, convivimos con nuestro ciclo una media de 40 años. Así que bien merece la pena conocer sus etapas y cómo influyen en nuestras emociones.

Durante los días del ciclo (que puede variar entre 21 y 35 días), la producción hormonal experimenta muchos cambios. Los hombres producen regularmente las mismas hormonas con pocas variaciones, sin embargo nuestra producción hormonal puede variar de un día para otro y cómo sabes, y seguro que has podido comprobar por ti misma, esto puede incidir en nuestro estado de ánimo.

¿Cuántas veces has pensado que eres una montaña rusa de emociones? Tranquila, no eres la única. Todos y cada uno de los sentimientos que experimentas antes, durante y después de la regla son completamente normales y son parte de nuestro origen cíclico.

La regla, primera fase de tu montaña rusa emocional

Fase menstrual: en esta fase se produce una bajada de los estrógenos, hormona que afecta a la excitabilidad, estimulación y tonificación del sistema nervioso. Cuando bajan los estrógenos también lo hacen las endorfinas, encefalinas y serotonina, sustancias que nos ayudan a sentirnos bien. Por eso es habitual que durante estos días te sientas baja de ánimo o con síntomas de ansiedad e irritabilidad.

La bajada de estrógenos también favorece el descenso del estradiol, principal hormona sexual, por lo que esto puede producir una disminución de tu libido.

Y con este baile de hormonas también disminuyen tus niveles de progesterona, una hormona que estimula la sedación y el sueño, y equilibra la eliminación de exceso de líquidos, de irritabilidad y la tensión nerviosa. Así que como hemos dicho antes, es normal si te sientes más irritada, tensa o si no eres capaz de conciliar el sueño por la noche.

En esta fase, nuestra energía se vuelve más contenedora y tendemos a concentrarnos más en nosotras mismas. Tu cuerpo te pide descansar y estar tranquila. No pasa nada por parar el ritmo frenético del día a día y concederte la licencia de estar sola o con tu gente más cercana.

Preovulatoria o folicular: aquí se inicia y completa el desarrollo folicular y culmina justo antes de liberar el óvulo. En esta fase los niveles de estrógenos comienzan a elevarse, la progesterona está aún ausente y los niveles de testosterona son aún mínimos. Emocionalmente hablando, podemos sentir una agradable sensación de felicidad, renovación, alegría y optimismo, además tu apetito sexual también puede verse incrementado.

Cuando el estradiol está en niveles más elevados tenemos más fuerza y energía, y nos empezamos a sentir mejor. Te sentirás más dinámica y volverás a tener confianza en ti misma.

Durante esta semana después de tener la regla, es posible que sientas este aumento de tu energía física y te veas más optimista.

Ovulación: la tercera fase es el momento de la ovulación y tu cuerpo se prepara para la concepción. Cuando el óvulo está maduro se produce un aumento de la hormona responsable de la ovulación. En este momento, el óvulo podrá ser fecundado en un espacio de tiempo de entre 12 y 36 horas, dando lugar a un embarazo o en caso contrario, será expulsado en la siguiente menstruación. Así que si estás pensando en quedarte embarazada, este es tu momento.

Aquí, nuestro cuerpo comienza a producir progesterona que irá aumentando. El pico alto de estrógenos sumado a la influencia de la oxitocina hace que en esta fase se eleve la libido sexual.  El incremento de estrógenos favorece la producción de serotonina, por lo que tendrás más energía y aumentará tu capacidad en la toma de decisiones. Las altas concentraciones hormonales favorecen también tu rendimiento intelectual.

Según los expertos, durante la fase ovulatoria se despierta más nuestro instinto maternal, así no es de extrañar que durante esos días notes que te vuelcas más en los demás que en ti misma.

Para muchas, es el mejor momento del ciclo a nivel emocional ya que el estado de ánimo es positivo. Son días, en los que aumenta tu capacidad en las relaciones sociales y tu estado de ánimo está listo para iniciar nuevos proyectos. Es la fase más expresiva.

Fase lútea o postovulatoria: corresponde con la semana previa a la menstruación. Los estrógenos y la progesterona disminuyen notablemente, ocasionando en muchas de nosotras lo que conocemos como el síndrome premenstrual. A veces, sus síntomas físicos y emocionales nos permiten llevar una vida normal, pero eso sí un poco más dificultosa.

En estos momentos del ciclo, puedes sentirte más ansiosa, deprimida e irritada. Incluso disminuye nuestra capacidad de concentración y aumentan las dificultades para retener información. Cambios repentinos de humor y baja autoestima son otros de los síntomas de estos días.

Por eso, durante esta fase existe una tendencia a enfocarnos más en nosotras mismas. Los niveles de estrógenos bajan, somos más autocríticas.

No todas sentimos estos cambios de la misma manera, pero si algo hay de cierto en todo esto es que conociendo el origen de nuestras emociones, siempre será más fácil aceptarlas y convivir con ellas. Así que escucha a tu cuerpo tantas veces como necesites, aprende a escucharte y a mimarte.

5 infusiones para una menstruación menos dolorosa

5 infusiones para una menstruación menos dolorosa

Uno de los síntomas más comunes del síndrome premenstrual son los cólicos menstruales o dismenorrea. En estos casos, la menstruación puede ir precedida de molestias como dolor abdominal, malestar general, dolor de cabeza, cansancio, además de irritabilidad, cambios de estado de ánimo, dolores musculares o hinchazón. Son síntomas con los que tenemos que lidiar cada mes y seguro que conoces muy bien.

El dolor de regla puede ser leve, moderado y en casos más extremos, grave, y está causado por la contracción de los músculos del útero antes y durante la menstruación. Después del segundo o tercer día de la regla, las molestias suelen desaparecer.

Hay mujeres que no tienen prácticamente ninguna molestias y otras en cambio, no pueden llevantarse de la cama debido a los calambres.

A veces recurrimos a analgésicos y antiinflamatorios para combatir estas molestias, pero existen una gran variedad de infusiones que pueden ayudarnos a disminuir los síntomas y desarreglos de la menstruación, así que ¿por qué no beneficiarnos de las propiedades de algunas plantas para que nuestra regla sea menos dolorosa?

A continuación te mostramos algunas de las recetas de infusiones más eficaces para esos días en los que las hormonas te traen de cabeza.

Manzanilla

Propiedades: Seguramente hayas oído hablar del uso de la manzanilla para relajarte antes de dormir, pero debes saber que también puede relajar los músculos uterinos por su efecto calmante y desinflamatorio. Los flavonoides y compuestos de presteroides ayudan a aliviar los espasmos y también reducen la inflamación. Así que además de ser fácil de encontrar, alivia los dolores musculares, internos y externos, y es excelente para combatir los dolores y las molestias de la menstruación.

Preparación: Sólo tienes que agregar dos cucharaditas de hojas secas de manzanilla (10 gramos) a una tacita de agua hirviendo y dejar infusionar entre 5 y 10 minutos.

Infusión de salvia

Propiedades: La salvia es una planta muy conocida por sus propiedades como regulador hormonal debido a su contenido de estrógenos de origen vegetal por lo que es una alternativa ideal para las menstruaciones irregulares. También nos ayuda a equilibrar nuestras emociones cuando las irregularidades hormonales nos provocan estados de tristeza. Su acción diurética previene la retención de líquidos y la aparición de los síntomas del síndrome premenstrual, como por ejemplo la irritabilidad o los dolores de cabeza.

Preparación: Pon a calentar un litro de agua y cuando comience a hervir, añade una cucharada de hojas de salvia (enteras o trituradas) unos 10 gramos aproximadamente. Deja hervir aproximadamente 10 minutos. Y listo.

Jengibre

Propiedades: El jengibre es una de las plantas más importantes para equilibrar nuestra salud durante la menstruación. Alivia el cólico menstrual ya que cuenta con propiedades antiespasmódicas y ayuda a que las contracciones musculares se reduzcan, además de mejorar y regular el flujo de la menstruación. Tomada como infusión puede ayudar a reducir los niveles de prostaglandinas que causan dolor y también combate el cansancio propio del síndrome premenstrual. Su capacidad para aliviar la inflamación, lo convierte en una planta muy efectiva. Si sufres de náuseas durante la regla, el jengibre es perfecto ya que ayuda a calmar el malestar estomacal al mismo tiempo que alivia los cólicos.

Preparación: Es una planta muy concentrada y fuerte, así que con una cucharadita de jengibre  rallado (10 gramos) será suficiente. Échala en una tacita de agua hirviendo con una rama de canela y deja que infusione durante 10 minutos. Apaga el fuego y añade el zumo de medio limón.

Canela

Propiedades: La canela es un remedio excelente. La infusión de canela brinda efectos calmantes muy beneficiosos. También funciona como anticoagulante y beneficia la fluidez del flujo menstrual ya que impide que las plaquetas de la sangre se acumulen por encima de los niveles normales.

Preparación: Calienta el contenido de una tacita de agua (250 ml) y cuando llegue a ebullición, añade dos palitos de canela y deja hervir durante 2 minutos. Después deja reposar durante 5 minutos.

Infusión de orégano

Propiedades: El orégano es conocido por su delicioso sabor para enriquecer nuestros platos en la cocina, pero ¿sabías que tiene unas propiedades increíbles para aliviar los espasmos abdominales y los cólicos menstruales? Se recomienda consumir una infusión ante las primeras molestias y combinarlo con manzanilla para potenciar los efectos calmantes. Ayuda a disminuye el dolor y la inflamación y también las náuseas que se presentan durante la menstruación.

Preparación: Calienta 250 ml de agua y cuando inicie la ebullición añade una cucharadita de  orégano (5 gramos). Mantenlo en el fuego tres minutos. Después, dejar reposar 5 minutos.

Una vez que hayas dejado reposar cualquiera de estas infusiones, cuélalas y endúlzalas, por ejemplo con miel.

Hábitos y consejos que pueden influir en tu menstruación

Come saludable: Lleva una dieta que incluya un alto índice de alimentos de origen vegetal y baja en grasas. Consume semillas de lino y sésamo para que te aportan hierro. El arroz integral, la levadura de cerveza y las algas, aportan vitamina B. Evita tomar café, alcohol o refrescos azucarados. Bebe suficiente agua durante el día, evita el exceso de sal y azúcar, esto es fundamental.

Camina: Caminar durante tu menstruación te ayuda a relajarte y a mejorar el flujo sanguíneo, por lo que también contribuye a aliviar el dolor menstrual.

Aplica calor en tu vientre: Aplicarte calor en la zona abdominal baja o un baño caliente pueden ayudarte a aliviar los calambres.

Relájate: Evita el estrés excesivo y todo aquello que te produzca nervios o ansiedad, especialmente durante los días antes de tu regla.

Si tus dolores menstruales son muy fuertes y recurrentes y no puedas calmarlos con remedios naturales, lo mejor será que acudas a tu ginecóloga o ginecólogo para que te ayuden a determinar las causas.

El resurgir de la Tienda Roja: un espacio para sanar

El resurgir de la Tienda Roja: un espacio para sanar

Quizá hayas oído hablar de la Tienda Roja … pero ¿sabes qué es? La Tienda Roja es un espacio creado por mujeres y para mujeres, un espacio de celebración femenina que en estos últimos años está resurgiendo en nuestro país. En la Tienda Roja puedes bailar, reír, llorar, soñar … pero sobre todo sanar. En la Tienda Roja puedes ser tú al margen de obligaciones y condiciones sociales, puedes expresar cómo te sientes sin miedos ni temores.

Este ‘espacio sagrado’ rescata la tradición ancestral femenina en la que la Sabiduría de las Mujeres se pasaba de generación en generación y era compartida en hermandad. Aquellos momentos en los que abuelas, madres, hijas, amigas, compañeras y vecinas se reunían para conectarse, honrarse, cuidarse y celebrar los ciclos de la vida. Se trata de recuperar ese espacio de comunicación donde las mujeres se reunían para pasar juntas su menstruación o sus partos, donde el poder femenino resurgía de entre las historias y la sabiduría de las más ancianas y de la pureza de las más jóvenes.

En este lugar de renovación, lejos de las prisas cotidianas, podemos descansar, cuidarnos, inspirarnos, crear y  sentir nuestra conexión con otras mujeres y con la Madre Tierra, pero sobre todo el objetivo fundamental de este movimiento es descubrir la fuerza y la sabiduría que cada una llevamos dentro. Algo parecido a lo que Clarissa Pinkola describió en su obra de referencia ‘Mujeres que corren con lobos como: “el punto donde el Yo y el Tú se besan, el lugar donde las mujeres corren con los lobos”.

Una Tienda Roja (también denominada Carpa Roja) se decora de forma acogedora con telas rojas, flores e imágenes que representan la feminidad ya que se trata de un espacio concebido como un ‘útero mágico’ en el que son recibidas con mimo mujeres de todas las edades y condiciones. El poder sanador de la tienda procede de la pureza, la gracia y la confianza sin límites en el Espíritu Sagrado Femenino. La energía fluye a través de las mujeres por el simple hecho de reunirse.

Tipos de Tiendas Rojas

Cada Tienda Roja tiene sus propias funciones y su propio espíritu según la persona que la crea, pero podemos concluir que existen tres formatos diferentes:

Permanente: se trata de un lugar o espacio en el que las mujeres pueden retirarse durante su menstruación para cuidarse, desconectar del resto y conectar consigo mismas. Esta modalidad no suele estar liderada y normalmente se desarrolla gracias a mujeres voluntarias que reparten tareas y gastos.

Abierta: tienen carácter eventual y se hace una invitación abierta a mujeres para que conozcan su feminidad y las virtudes de la menstruaciónEs un evento sin ánimo de lucro fruto del trabajo de un grupo de mujeres que dedican su tiempo y energía. Se suele pedir a las participantes una aportación económica para poder llevarla a cabo.

De transformación: en este caso se ofrecen terapias de sanación llevadas a cabo por profesionales de la salud y a través del acompañamiento a mujeres en el trabajo psicológico y emocional. Estas tiendas están dirigidas a mujeres comprometidas con su transformación personal y se establece un precio conforme al servicio profesional ofrecido.

Una novela, fuente de inspiración

El libro de Anita Diamant ‘Red Tent’, en los años 90, sirvió de inspiración para rescatar aquel tiempo en el que las mujeres nos reuníamos en cabañas lunares o Tiendas Rojas para menstruar y parir juntas.

La novela, que relata las relaciones que establecíamos las mujeres en la época del Antiguo Testamento a través de su protagonista Diná, caló hondo entre las mujeres de todo el mundo que comenzaron a crear de nuevo Tiendas Rojas para volver a reunirse como sus ancestras. Una de ellas fue Deanna Lam que, con su iniciativa ‘Una Tienda Roja en Cada Barrio’, despertó la inquietud por el carácter sagrado de lo Femenino entre miles de mujeres. Después, el libro dio lugar a la miniserie La Tienda Roja (The Red Tent) que se estrenó en 2015 y de la que os dejamos este pequeño fragmento para que lo disfrutéis.

Desde el inicio de los tiempos, las mujeres sentimos la necesidad de disminuir el ritmo frenético cotidiano, aislarlos y mimarnos durante la menstruación. Algunas culturas antiguas ya construían cuevas o cabañas para el retiro durante los días del sangrado menstrual, que también se utilizaban durante el postparto, para celebrar el primer sangrado de las más jóvenes, para recibir la menopausia o para acompañarse en momentos difíciles.

Con la Inquisición y las luchas religiosas en la Edad Media, estos encuentros entre mujeres fueron perseguidos y castigados con la famosa ‘caza de brujas’.

Sin embargo, parece que el alma y la magia ancestral está volviendo a despertar a través de la Tienda Roja y que mientras los hombres crecen en solitario, nosotras lo hacemos en manada, tal y como asegura la psicóloga María Isabel Álvarez en espacio dakini.

Y es que la sororidad, término derivado del latín soror que significa hermana y se utiliza para referirse a la relación de hermandad y solidaridad entre mujeres, está en los rincones que menos imaginas. Solo tienes que buscarla y la Tienda Roja es una opción

Las heridas más abiertas siempre sanan gracias a otras mujeres. Según escribo, recuerdo una preciosa noche de verano, hace un par de años en una cala de Conil. Sin saberlo, estábamos improvisando algo muy parecido a la Tienda Roja. Mientras el sol se escondía y con el sabor salado del mar, tres mujeres amigas y compañeras, compartíamos las mil y una formas de lamernos las heridas. Yo lo llamé ‘Mis Mujeres Medicina’, pero también puede decirse sororidad o nuestra particular Tienda Roja.

Un momento precioso, y tú … ¿acudirías a una Tienda Roja?

 

Fuentes consultadas:

www.somiarte.com/la-tienda-roja

www.meetup.com/es-ES/Tienda-Roja-Madrid

www.gabriellarobles.es/la-tienda-roja-un-espacio-para-re-cordar

www.espaciodakini.com

 

 

La copa menstrual: viajar ligera de equipaje

La copa menstrual: viajar ligera de equipaje

 

¿Ya tienes lista la maleta para viajar este verano? ¿Este año te toca viaje mochilero? Sea cual sea tu plan, viaja ligera de equipaje con tu copa menstrual. Si ya tienes comprado el billete y reservado el alojamiento, vamos a ir preparando el equipaje. Mujer previsora vale por dos, así que lleva contigo tu copa menstrual en el kit de supervivencia para ser feliz este verano. Y no te preocupes si tienes la menstruación durante estos días de vacaciones, lo importante es disfrutar del viaje, de la gente, de la naturaleza y de tu cuerpo …

A estas alturas a nadie se le escapan los beneficios de la copa menstrual frente a los productos de usar y tirar para gestionar nuestra regla y si hablamos de viajar … todo son ventajas.

 

Motivos para viajar con tu copa menstrual

A continuación, te contamos por qué debes ponerla en tu equipaje junto a un buen libro o tu música favorita:

Es buena para tu salud: cuida y respeta tu cuerpo

Nuestra copa menstrual Naturcup cuida y respeta tu cuerpo, está fabricada en suave silicona médica 100% hipoalergénica. Es poco invasiva para el cuerpo y no irrita ni reseca. Se adapta perfectamente a las paredes vaginales recogiendo el flujo menstrual en vez de absorberlo, sin causar ningún tipo de pérdidas y respetando tu entorno vaginal. Sin embargo, otros productos desechables como las compresas pueden provocar irritación y sequedad. No te arriesgues a posibles irritaciones o molestos picores.

Ecológica, reutilizable y respeta el medio ambiente

Cada año se desechan 45 mil millones de compresas y tampones en todo el mundo. Sí, has leído bien… 45.000.000. Naturcup es reutilizable y si la cuidas puede durar hasta 10 años. Ahorrarás aproximadamente 3.500 compresas y tampones durante la vida útil de una copa menstrual. Además, no utilizamos agentes blanqueantes en su proceso de fabricación por lo que es mucho menos contaminante. No podemos cambiar las cosas pero sí reducir el impacto medioambiental para seguir disfrutando de nuestros viajes y salidas a la naturaleza.

Es económica, te ayuda a ahorrar

Con la copa menstrual tienes todo lo que necesitas para tu ciclo menstrual. Una buena razón para tu bolsillo. Tú eliges: usar unas 10.000 compresas o tampones o 3 copas menstruales en toda tu vida fértil. ¿Te imaginas cuánto puedes ahorrar para seguir viajando?

Perfecta para las más despistadas, no necesita recambios

Si eres despistada, con la copa menstrual no tendrás que estar pendiente de llevar recambios. Puedes llevarla puesta hasta doce horas, dependiendo de la cantidad de tu flujo menstrual. Tiene tres veces más de capacidad que una compresa o un tampón, así que no tendrás que interrumpir tus actividades favoritas y sigue disfrutando de lo que estés haciendo.

Es tan cómoda que no sientes que la llevas

La copa menstrual es tan cómoda que ni siquiera notarás que la llevas puesta. Así que estas vacaciones, siéntete libre y disfruta del deporte y la naturaleza sin estar pendiente de situaciones incómodas y permítete total libertad de movimientos.

Ocupa poco espacio y aguanta el trote del viaje

¿Para qué ocupar sitio en tu maleta o mochila con cajas de compresas o tampones? Tu copa menstrual es perfecta para viajar, apenas ocupa espacio y, al ser de un material flexible, aguanta el trote de cualquier viaje. Utiliza el espacio para cosas más interesantes.

Perfecta para todo tipo de viajes

Si te gusta perderse viajando y pasar meses fuera de casa, la copa menstrual es perfecta para ti. No necesitas cambiarte cada pocas horas, así que es perfecta para disfrutar de la naturaleza, hacer acampada libre, senderismo o cualquier otro deporte.

 

Kit menstrual para las más aventureras

No te preocupes si no tienes un baño cerca en los viajes cortos o si decides hacer un viaje largo y tienes que utilizarla durante varios ciclos fuera de casa. Hemos preparado un kit menstrual para que tengas todo lo necesario en situaciones de emergencia.

 

Vamos con nuestros básicos para las más aventureras:

  1. Copa: sobra decir que no olvides tu copa. Sin ella no hay kit menstrual.
  2. Bolsita de tela: si vas a estar varios meses fuera de casa conviene que utilices la bolsa de tela que te proporcionamos con la copa para una mejor conservación.
  3. Botella de agua: cuando necesitamos vaciar nuestra copa menstrual, no siempre tenemos a mano un baño o quizá sí, pero éste no tiene lavabo. Así que para aquellos casos en los que no siempre tenemos acceso a agua potable conviene llevar una botellita de agua para poder al menos enjuagarla después de vaciarla y volver a insertar nuestra copa menstrual. Si has olvidado tu botellita de agua, simplemente vacíala, usa toallitas húmedas biodegradables o papel higiénico para limpiar la copa y podrás insertarla de nuevo. En los lugares en los que no hay agua potable, las pastillas potabilizadoras también son una buena opción.
  4. Compresas de tela: lleva siempre compresas o salva slip de tela, es el complemento perfecto para la copa menstrual. Están hechas a base de tejidos naturales y evitarás irritaciones. Son cómodas, muy absorbentes y fáciles de lavar. Además, recuerda que es importante reducir, con nuestro pequeño granito de arena, el impacto sobre el medio ambiente.
  5. Gel desinfectante para las manos: es importante que cuando vacíes y vuelvas a insertar tu copa menstrual, tengas las manos bien limpias. Así que un botecito de gel desinfectante para las manos (de esos que no necesitan agua) te sacará de más de un apuro.
  6. Pastillas esterilizadoras: recuerda que es importante unos cuidados mínimos de higiene para utilizar la copa menstrual. Para desinfectarla entre regla y regla solo tendrás que cubrirla completamente de agua y dejarla hervir entre tres y cinco minutos, nunca más tiempo. Pero ¿qué pasa si no tienes posibilidad de hervir la copa porque estás, por ejemplo, disfrutando de un viaje exótico? No te preocupes, ya está todo inventado. Existen unas pastillas para esterilizar y desinfectar tu copa menstrual que puedes incluir en tu maleta o mochila para este tipo de situaciones de emergencia. Otra opción es utilizar un jabón con ph neutro.

Ahora sí, ya puedes cerrar tu maleta o mochila … ¡Buen viaje! Y recuerda… viaja ligera de equipaje con tu copa menstrual Naturcup.

 

La copa menstrual: el invento que revolucionó la higiene femenina

La copa menstrual: el invento que revolucionó la higiene femenina

La copa menstrual es un gran invento. Saludable para tu cuerpo, cuida tu entorno vaginal. Ecológica, respeta el medio ambiente y no genera residuos. Y es económica, no necesita recambios, así que no tendrás que comprar otros productos de higiene menstrual durante los próximos diez años.

No notas que la llevas, puedes dormir con ella, hacer deporte, bañarte en el mar… toda una revolución en el mundo de la higiene femenina, un auténtico descubrimiento que ha cambiado la percepción de nuestra menstruación. Ahora podemos elegir cómo vivir y sentir nuestra regla desde el cuidado y el mimo a nuestro cuerpo.

Con todas estas ventajas cualquiera diría que es un descubrimiento de antes de ayer. Pero ¿qué me dirías si te cuento que fue en 1937 cuando se patentó la primera versión comercial de la copa menstrual?

Nunca viene mal un poco de historia y sí, fue a principios del siglo pasado, cuando la actriz, cantante e inventora estadounidense Leona Chalmers patentó este nuevo artilugio, un producto en forma de copa que las mujeres debían introducirse en la vagina para recoger su flujo menstrual, fabricado en caucho y sin sujeciones externas.

“Encontré la solución a un problema que es tan viejo como Eva”, dijo Chalmers. Y vaya si la encontró. Hubo algunos intentos anteriores en goma más dura, pero no tuvieron éxito y su gran valor residía en que no absorbía el flujo menstrual, sino que lo retenía.

Y como no existen rosas sin espinas, la copa menstrual tuvo que pasar lo suyo. La escasez del caucho, así como la mentalidad de una época llena de tabúes en la que era impensable que las mujeres pudieran manipular ningún objeto en el interior de su propio cuerpo, hicieron que esta primera copa menstrual no tuviera demasiado éxito. Otras teorías apuntan a la aparición del tampón como otra de las causas del fracaso inicial de tan magnífico invento.

Perseverante en su empeño, la estadounidense inventora se dedicó a perfeccionar su técnica durante los años 50, 60 y 70 y su compañero de investigación Robert P. Oreck compró la nueva patente del dispositivo ‘Tassette’. A pesar de que la compañía llevó a cabo una intensa campaña informativa y educativa dirigida a las mujeres, la iniciativa solo duró hasta 1973.

A mediados de la década de los 80, las mujeres empiezan a tomar conciencia y quieren gestionar su higiene menstrual con productos que respeten el medio ambiente y supongan menores costes, y es en estos años cuando reaparece la copa menstrual, esta vez de látex, por lo que tenía una vida más corta y no era hipoalergénica.

Estos factores y el hecho de que muchas mujeres hayan manifestado una reacción alérgica a dicho material, hacen que lleguemos a la copa menstrual tal y como la conocemos hoy, fabricada también en otros materiales como plástico o silicona quirúrgicos e incluso en silicona médica como es el caso de la copa menstrual Naturcup.

La menstruación: pieza de museo

Muchos han sido los intentos e inventos para dar solución a la higiene menstrual a lo largo de los siglos. De hecho, según se recoge en un artículo del Museo de la Menstruación y Salud de la Mujer, en Mariland (EE.UU.), la primera patente de un elemento para la contención menstrual data del año 1867, cuando Robertson Isaac W, realizó una primera aproximación de lo que sería una bolsa de contención, que debía ser introducida en la vagina y se sostenía con una especie de cinturón.

¡Qué horror! ¿Os imagináis tener que sujetar a golpe de cinturón nuestros productos de higiene íntima? Dejemos la imaginación a un lado, porque gracias a este caballero que se adelantó a su época, ahora podemos gestionar nuestra regla de una forma saludable, y aunque su idea nunca llegó a materializarse, se considera la antecesora de lo que después se dio en llamar la copa menstrual.

Para muchos, la menstruación ha supuesto algo oscuro de lo que las mujeres debemos avergonzarnos, sin embargo para otros es una auténtica pieza de museo. El artista y filosófo estadounidense Harry Finley es el creador del único museo menstrual que existe hasta el momento. Ahora convertido en el espacio web Museo de la Menstruación, abrió sus puertas en 1995 dedicado a la colección de los diferentes inventos y artilugios que han visto la luz para hacer frente a la higiene femenina. Tirantes para sostener telas, imposibles pantalones absorbentes o ropa interior de grandes dimensiones, son algunos de los artículos que se recogen en este espacio.

Atrás quedaron esos inventos imposibles con los que las mujeres teníamos que lidiar arriesgando nuestra salud y bienestar menstrual. Y gracias a esas mujeres que piensan que es posible vivir la regla de una forma diferente, ya no tenemos que seguir imaginando.

En Naturcup hemos conseguido perfeccionar el mundo de la higiene femenina con nuestra copa menstrual. Reutilizable, tan fácil de usar como un tampón y fabricada en suave silicona médica, sin aditivos e hipoalergénica 100%.

Si ya la tienes, sabrás que la copa menstrual es un gran invento y si no … ¿a qué esperas?

 

Fuentes consultadas:

www.menstruarenvozalta.com

www.okdiario.com

www.alo.co

www.mum.org

 

Día de la Higiene Menstrual: la regla es vida

Día de la Higiene Menstrual: la regla es vida

El 28 de mayo se celebra el Día Internacional de la Higiene Menstrual. ¿Y por qué celebramos este día? Muy fácil. Sigue siendo un tema tabú en muchas partes del mundo, incluso nosotras mismas, a veces no lo vivimos de una forma natural. Es hora de dejar a un lado los tabúes, porque sin menstruación no hay vida.

La organización alemana Wash United es la impulsora de este día, que se celebra este año por quinta vez, y que tiene como objetivo la concienciación y educación a mujeres y niñas sobre la importancia de tener unos hábitos saludables durante la menstruación, destacando que este proceso natural es considerado un estigma social en muchos lugares del mundo. Además, se pretende dar a conocer el papel tan importante que tiene la higiene menstrual en la economía, la salud, la educación, el medio ambiente y los derechos humanos.

Menstruamos cinco días al mes, durante cuarenta años, es decir, tenemos más de 400 reglas. La menstruación es un proceso natural y saludable en el ciclo vital de las mujeres. La mitad de los seres humanos que habitamos el planeta la tenemos.

Sin embargo, se sigue viviendo como algo vergonzoso o avergonzante. La sociedad se empeña en invisibilizarla o si no, que alguien me explique qué tiene que ver con nuestra menstruación, ese líquido de color azul que utilizan los publicistas en sus anuncios de absorción de compresas. Este ejemplo no es más que una mera anécdota a la que nos tenemos que enfrentar las mujeres que tenemos la suerte de haber nacido en este ‘primer mundo’.

Aquí es fácil ser mujer y menstruar una vez al mes. ¿Sabías que en la India millones de mujeres y niñas utilizan cenizas o trapos cuando tienen la regla?

Solo un 12% de las mujeres de la India utiliza compresas higiénicas para su menstruación, según el estudio Sanitary Protection: Every Woman’s Health Right, de AC Nielsen. El otro 88% no las usa, en la mayoría de los casos, por falta de recursos económicos. Una auténtica barbaridad.

Si a esto le sumamos que alrededor de 200 millones de niñas indias no saben qué es la higiene menstrual, el panorama es desolador. Muchas de ellas abandonan la escuela, ya que la mitad de los centros ni siquiera tienen un baño. Y todo esto sin contar con las enfermedades que conlleva no tener una adecuada salud menstrual. ¿Aún te preguntas por qué es necesario celebrar este día?

Ina Jurga, de Wash United, explica en una entrevista a El País que, en La India, las mujeres no puedan entrar en la cocina o comer con la familia durante su menstruación porque se cree que una mujer con la regla puede agriar la comida.

Menstruar, tema tabú

En Nepal, al cobertizo de los animales

En Nepal, miles de mujeres y niñas son obligadas a abandonar sus casas durante los días de la regla y permanecer en el campo, el patio o el cobertizo de los animales. Esta práctica se conoce como el ‘chaupadi’ (aislamiento para menstruar). Creen que si ellas están cerca, el pueblo sufrirá una desgracia. A pesar de que esta práctica se prohibió en 2005, se ha seguido practicando y el año pasado fue tipificada como delito.

 En Japón, nada de cocinar Sushi

Muchos creen que la menstruación influye en la preparación de alimentos. Por ejemplo, del sushi.

En Malawi, la regla es secreta

En Malawi, los padres no hablan a sus hijos sobre la regla. Menstruar es un secreto. Las tías son las encargadas de explicar a las niñas cómo hacer compresas caseras y les explican que no deben hablar de este tema con nadie.

En Ghana, no van a la escuela

En Ghana y otros países africanos y asiáticos, la falta de baños adecuados en las escuelas y en el trabajo, junto con el elevado precio de los productos de higiene menstrual, obliga a niñas y mujeres a quedarse en casa cuando tienen la regla.

En Afganistán, nada de ducha

En muchas zonas de Afganistán se cree que lavarse la zona vaginal durante la menstruación puede ser causa de infertilidad.

En Bolivia, no mezclar las compresas con otra basura

En algunas regiones de Bolivia se tiene la creencia de que mezclar la sangre menstrual con otros residuos, puede provocar enfermedades.

Estos son solo algunos ejemplos de por qué es necesario celebrar, hablar y vivir la menstruación de una forma consciente y libre para las mujeres y niñas y responsable para los gobiernos. ¡Aún queda mucho por hacer!

Hoy y siempre es importante hablar de menstruación, de cómo nos sentimos y cómo la vivimos. En Naturcup trabajamos para ofrecerte uno de los productos más saludables, ecológicos y económicos para tu salud menstrual, nuestra copa menstrual.

 

Fuentes consultadas:

www.compromisoempresarial.com

www.actitudfem.com

www.elpais.com