Cuándo NO usar la copa menstrual

La copa menstrual es para casi todo el mundo y es útil en prácticamente todas las situaciones. Hoy te contamos las poquísimas ocasiones en las que es mejor renunciar a ella por un tiempo.

Si estás leyendo este post, probablemente ya sabrás qué es la copa menstrual y cómo se utiliza (si no, haz clic aquí). Pero quizás te has preguntado si es para ti, si hay alguna contraindicación o alguien que no pueda usarla y por qué.

En realidad, la copa menstrual no deja de ser un método más de gestión del sangrado como cualquier otro (tampones, compresas, etc.) que no parecen suscitarnos tantos interrogantes. El uso de la copa menstrual es apto para cualquier mujer, pero en algunas situaciones muy excepcionales quizás no sea la mejor idea. Aquí te las contamos:

Durante una infección vaginal

Si has estado usando la copa menstrual sin saber que estabas cursando una infección, te recomendamos utilizar pastillas desinfectantes o unas gotas de lejía diluidas en agua para extremar su limpieza antes de guardarla hasta el siguiente ciclo.

Si no tienes acceso a agua potable

Durante la menstruación debes vaciar la copa cada 12 horas como máximo. Después, basta con enjuagarla con agua y ya se puede volver a usar. Pero esa agua debe ser segura. Si te vas de acampada a un lugar sin agua corriente o viajas a un país exótico donde la potabilización no está garantizada, asegúrate de aclarar tu copa con agua embotellada. O eso, o mejor no la uses.

Postparto

Después de dar a luz se produce el sangrado puerperal, que tiene unos 40 días de duración y su composición es diferente a la de la menstruación. No se recomienda ningún método interno para gestionarlo, pero puedes usar compresas de tela: más saludables y «amables» con tu cuerpo que las desechables, ¡y ecológicas!

Vaginismo

Se trata de la contracción involuntaria de los músculos del suelo pélvico situados alrededor de la vagina, que provoca su oclusión. Esto produce dolor no solo durante el sexo con penetración, sino también ante el intento de introducir otros objetos, como tampones o copas menstruales. La buena noticia es que el vaginismo se puede tratar, con un 90-95% de éxito según algunos estudios. Mientras, te recomendamos utilizar compresas de tela o bragas menstruales.

 

Por último, queremos recordarte que una copa menstrual de calidad como Naturcup es totalmente segura y apta para prácticamente el 100% de las mujeres. ¡Y se trata del método de gestión menstrual más recomendable!

Si tienes dudas por alguna situación personal que no hemos enumerado, no dudes en preguntarnos. Puedes hacerlo de manera privada a través de nuestro e-mail, info@naturcup.com, o mandándonos un mensaje por Facebook o Instagram.

Deja un comentario