CLAVES PARA AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD CONOCIENDO LAS FASES DE TU CICLO MENSTRUAL

Que las mujeres somos cíclicas es algo de lo que ya no hay duda, lo que pasa que hasta ahora ha sido algo peyorativo, y cada vez más, estamos integrando y conociendo estos ciclos y aprovechando nuestra naturaleza en nuestro propio beneficio. 


Conocer las fases del ciclo menstrual nos va a permitir, no solo “jugar” con nuestra fertilidad, buscando o evitando embarazos, que es para lo que más se ha usado tradicionalmente, sino también adaptar nuestra vida, nuestra jornada laboral, tareas diarias o incluso entrenamientos deportivos, como hacen las deportistas de élite desde hace ya muchos años.


Quizás estés pensando: Sí claro, pero yo trabajo por cuenta ajena y a mi jefe le da igual que esté con la regla, tengo hijos con sus actividades diarias, a los que también les importa poco que esté menstruando. Pero déjame que te contemos algo:  Conocerte mejor, conocer tu ciclo y aliarte con él, te va a hacer más poderosa.

Conocerte mejor, conocer tu ciclo y aliarte con él te va a hacer más poderosa.

 

Está claro que no todos los trabajos se van a adaptar a nuestro ciclo menstrual (¿o sí?), pero te sorprenderías lo bien que podemos sentirnos con tan solo algunos ajustes. Conocer nuestro ciclo menstrual es una potente herramienta de autoconocimiento y el autoconocimiento nos llevará a vivir más conectadas con nosotras mismas. 

 

Cuando escuchamos a nuestro cuerpo y a la vez entendemos por qué nos sentimos así, cómo nos sentimos, podemos dejar de ver la menstruación como una “tortura mensual” y sentirla como la bendición de que estamos sanas,  y nuestro cuerpo funciona cómo debería. 

 

Es una herramienta al alcance de todas, que te aseguramos que una vez que pruebas, no vas a poder dejar de usarla. Exigirnos trabajar como si no fuésemos cíclicas es antinatural. 

 

¿Por dónde empezar?

 

Lo primero será conocer que hay 4 fases dentro de nuestro ciclo menstrual y que cada fase tiene unas características concretas, unos síntomas y unas fortalezas. Si quieres profundizar sobre las fases del ciclo menstrual  puedes descargarte nuestro ebook aquí

 

¿Cuáles son nuestras debilidades y fortalezas en cada fase?

 

Fase menstrual:

La menstruación marca el inicio del ciclo con el primer día de sangrado, la duración aproximada es entre 4 y 6 días y creo que los síntomas ya los conocemos todas, ¿no? 



Durante esta fase activamos nuestro “modo cueva” por lo que todas esas tareas que impliquen estar en público, grandes reuniones, lanzamientos de productos, sesiones de fotografías… nos resultan más difíciles.  

 

Si tienes la posibilidad porque organizas tú tu agenda, puedes marcar en rojo estos días y “prohibirte” tener reuniones, dedicándote así tareas más introspectivas del trabajo, que también son importantes. 

Calendario

Si puedes teletrabajar esos días, ir a casa a comer, o simplemente evitar muchas reuniones, será un alivio para ti.  

 

Si tienes peques, seguro que puedes pedirle un pequeño espacio para ti: “chicos, mamá no se encuentra muy bien, dejadme descansar un poco para poder encontrarme mejor. “

 

Fase preovulatoria:  Esta fase se caracteriza por sentirnos muy enérgicas y también más racionales, incluso “frías”. Es el momento de enfrentarnos a tareas más exigentes a nivel físico y mental, quizás de recuperar todo ese trabajo, que dejamos atrás la semana pasada, porque nos encontrábamos más bajitas de energía. Tomar decisiones difíciles como despedir a una persona, realizar entrevistas de trabajo… Estos días sentirás que puedes con todo, ¡aprovéchalo! 

Súper Woman

 

Fase ovulatoria: En esta fase llegamos a nuestro máximo esplendor. Estamos más guapas. Brillamos. ¿No te has dado cuenta nunca? Empieza a fijarte. 

 

 Nuestro cuerpo se prepara para dar vida y para ello se encarga de desplegar (aunque no seamos conscientes) todos nuestros encantos.

 

Las tareas que podemos hacer en esta fase: 

  • Esa sesión de fotos que tenías pendiente.
  • Reuniones y actos sociales.
  • Cerrar acuerdos comerciales importantes.




Fase lútea: En esta fase, que va desde la ovulatoria hasta el nuevo ciclo, conectamos más con nuestra intuición y el pensamiento abstracto. Puede que estemos un poco más tristonas y que ya empiece a apetecerme menos tareas que requieran socializar.  

 

Estamos más conectadas con lo negativo, incluso mujeres que sufren un fuerte SPM pueden sentirse depresivas. Somos mucho más conscientes de lo que no nos gusta, así que mucho cuidado con tomar decisiones importantes en estos días: dejar un trabajo,  decidir abrir o cerrar un negocio… 

 

Es posible que estés como “poseída” por un mal humor constante. Toma consciencia de ello y comparte cómo te sientes con los que te rodean. 



¿Cómo reconocer tu ciclo?

 

Si estás empezando a registrar tu ciclo para reconocer las fases, te recomendamos que hagas un registro diario en el que anotes: 

 

  • Síntomas: ¿Te duele algo? ¿Te apetece comer unos alimentos en concreto? ¿Estás triste? ¿Muy alegre? ¿Te ha salido algún granito? ¿Cómo notas el pecho? ¿Cómo es el flujo cada día?
  • Nivel de energía: Si estás cansada o has dormido mal, si tienes mucha energía. 

 

Tras el primer mes, empezarás a detectar en qué fase estás y podrás ir haciendo ajustes. Tras varios meses, seguro que lo interiorizas y todo será mucho más sencillo. 

 

Desde Naturcup te animamos a que comiences con este registro del ciclo, a escuchar a tu cuerpo para vivir una menstruación más consciente y natural. Te resultará increíble lo que puede mejorar el SPM (Síndrome Pre Menstrual), incluso los dolores menstruales cuando escuchamos nuestro cuerpo y le hacemos caso. 

Leave a comment